Hoy hemos publicado un nuevo café en Traduversia en el que damos respuesta a una pregunta muy frecuente. A menudo los traductores y los aficionados al cine y a las series se preguntan cómo se deben traducir problemas como las referencias culturales y qué procedimientos o estrategias siguen los traductores audiovisuales profesionales. ¿Es correcto o adaptar o es mejor mantener las referencias originales? ¿Qué es eso de la extranjerización, domesticación y naturalización? En este vídeo te cuento resumidamente de qué va todo este embrollo, aunque ya te anticipo que el tema tiene bastante enjundia. ¡Vamos al lío!

 

Por cierto, si te has quedado con ganas de saber más o si te interesa este tema, te recomiendo encarecidamente este libro de Mabel Richart Marset, en el que se mencionan un montón de teorías y estrategias de traducción aplicadas a la traducción audiovisual y que yo guardo como oro en paño en mi biblioteca particular.

¡Hasta el próximo vídeo!

7
¡Deja un comentario si te ha gustado la entrada! ¡Significa mucho para mí!

avatar
4 Hilos de comentarios
3 Respuestas
0 Seguidores
 
Comentario con más reacciones
Hilo más activo
6 Autores de los comentarios
Fernando CastillorlstraduNora Ileana Loesener BobadillaTamaraRafael López Sánchez Autores de comentarios recientes
  Suscribirse  
más recientes más antiguos más votados
Notificar de
Nesly Melissa Bello
Invitado

Excelente video, Rafa. Me gustó mucho la estrategia de neutralización, pero, como dices, depende de cada caso 😉

Tamara
Invitado
Tamara

Para mi lo que se puede perder con la domesticación es eso de aprender algo de la cultura original, y así algo del tono, o como diríamos en inglés, el <>. Aunque como británica yo no entienda la referencia al Trader Joe’s, lo iré captando al entender el contexto. Claro, si es algo imprescindible a entender, o algo muy turbio que no se pueda sacar de las pistas visuales, etcétera, pues mucho más probable que opte por esa técnica. Siempre según el tipo y propósito de la traducción, por supesto…

rlstradu
Invitado

Gracias por tu comentario, Tamara. La clave de esto está en que se supone que con el doblaje el espectador del producto doblado debe percibirlo igual que el espectador del producto original. Por tanto, si optamos por no traducir esa referencia, es probable que mucha gente no entienda adónde va el personaje.

Desde luego que hay veces que por contexto se podría llegar a entender la referencia, pero no siempre es así. Por eso digo que el tema tiene enjundia y que al final tenemos que tomar las decisiones teniendo en cuenta muchos factores (texto, imagen, sonido, cultura, etc.).

Un saludo.

Nora Ileana Loesener Bobadilla
Invitado
Nora Ileana Loesener Bobadilla

Me encantó y compartí tu video con mis alumnos.

rlstradu
Invitado

¡Muchas gracias, Nora! Es un honor que utilices mis entradas como recursos para tus clases. Espero que tus alumnas puedan sacarle mucho provecho a este blog.

Un saludo y seguimos leyéndonos por aquí. 🙂

Fernando Castillo
Invitado

¡Excelente post, Rafa!

Tengo una duda: si cambio la referencia por otra que también es propia de la cultura de origen pero que sí es conocida por todos en la nuestra, ¿eso es neutralizar o extranjerizar?

¡Un saludo!