¡Muy buenas! Hoy voy a contarte cómo puedes montarte tu propio PC personalizado para que puedas traducir a la velocidad de la luz. De paso, vamos a hablar un poquito de todo, vamos a responder a la pregunta de si es necesario tener un PC muy potente o no, de los requisitos según varios perfiles profesionales, y también te voy a contar mi experiencia reciente montando un PC personalizado. ¡Vamos al lío!

Vídeo de la entrada

 

¿Ordenador de sobremesa o portátil?

Bien, la primera pregunta que creo que debes hacerte antes de empezar es si necesitas un portátil o u PC de sobremesa (o como decimos aquí en España, una torre). Si trabajas en casa como yo o tienes un lugar fijo de trabajo, en mi opinión la mejor opción es una buena torre, ya que al prescindir de la portabilidad puedes invertir en mayor potencia y calidad de los componentes.

En cambio, si viajas mucho o no tienes un sitio fijo en el que trabajar, un portátil potente y ligero será sin duda la mejor opción. A este respecto, ahora mismo diría que lo mejor que puedes encontrar en ese equilibrio de potencia y ligereza es el nuevo Surface Laptop 4 si usas Windows o los nuevos MacBook M1 o MacBook Pro si no te importa gastarte más money y te llevas bien con MacOS. También hay varios modelos de Asus muy interesantes, como los nuevos Zenbook y los Vivobook, que tienen un mejor equilibrio en calidad-precio, y que serían ideales si tu presupuesto es ajustado o si estás empezando.

Los nuevos iMac son una pasada en cuanto a diseño y potencia, pero no tanto en cuanto a precio.

Si te decantas por una torre, puedes hacer básicamente dos cosas:

  1. Puedes montarte tu propia torre, lo que te permitirá ahorrar dinero (sobre todo si ya tienes un monitor en casa y periféricos) pero te obligará a dedicar tiempo al montaje y configuración del equipo.
  2. Puedes comprarte una torre que venga ya montada o un todo en uno como los iMac o iMac mini, que son una preciosidad y no son tan aparatosos como una torre, pero de nuevo, estarías pagando por el diseño o por el montaje, y no tanto por la potencia, lo que puede encarecer el precio del equipo.

En definitiva, que si quieres ahorrar dinero y tener un ordenador que en relación potencia-precio sea lo mejor posible, la torre es seguramente la mejor opción.

Configuraciones y componentes

Vale, ahora hablemos de configuraciones y componentes. ¿Qué equipo necesito para poder trabajar sin que el PC se me quede colgado? Aquí vamos a distinguir entre los siguientes tres perfiles:

  • Traductor establecido que solo usa una herramienta TAO como Trados, navegador, correo y las típicas aplicaciones de oficina. Si miramos los requisitos del sistema de Trados, vas a necesitar un PC de gama media. Eso ahora mismo sería un PC con un procesador i5 o un AMD Ryzen 5 de nueva hornada, que dan muy buen rendimiento, al menos 16 gigas de RAM y un disco duro SSD de 512 GB de almacenamiento, que idealmente puedes combinar con un disco duro HDD adicional de al menos 1 o 2 TB para almacenar tus proyectos.
  • Traductor audiovisual o traductor especialista en diseño gráfico y maquetación (como un DTP Specialist). Podrías partir de la misma configuración anterior, subiendo a 32 GB de RAM si te lo puedes permitir y sumando una tarjeta gráfica dedicada de al menos 4 GB de RAM. Si te planteas esta opción, ten paciencia porque ahora mismo hay muy poco stock de tarjetas gráficas por culpa del boom de las criptomonedas. ¿Cómo? Sí, te parecerá una locura, pero se han agotado porque los mineros necesitan usarlas para minar monedas.
  • Estudiante de traducción o traductor novel. Aquí depende de si quieres tu ordenador solo para estudiar o para algo más. Si lo necesitas solo para usar el correo, tomar apuntes en clase y hacer trabajos o presentaciones, te bastará con un equipo sencillo. Si te puedes permitir el equipo del traductor establecido, ve a por él porque así te habrás equipado para varios años. Si tu presupuesto es más ajustado, ve a por un buen portátil en relación calidad-precio. Deberías poder apañarte con un Intel i3 o Ryzen 5 económico con 8GB de RAM y un disco duro SSD de 256GB, por ejemplo. O incluso con un Chromebook o con un ordenador viejo que heredes de algún familiar. Tal vez te sorprenda, pero en los últimos años de la carrera yo me las apañé con un Acer Aspire prehistórico que pesaba dos toneladas y media. Le instalé el Debian de la época y oye, sin ser una maravilla, para usar el correo y hacer trabajos en Word me las apañaba bastante bien. Usar un PC Linux, por cierto, tampoco sería descabellado hoy día.

Caja con los primeros componentes que recibí para montar el PC

Por último, recuerda que la clave para obtener un buen rendimiento es consultar los requisitos de los programas que necesites usar. Así que, ante la duda, consulta siempre los requisitos técnicos recomendados de los programas y toma nota de ellos. Por ejemplo, aquí puedes ver los requisitos del sistema recomendados de Trados Studio 2021.

¿Dónde puedo comprar un PC ya hecho o componentes para hacérmelo yo?

Hay muchísimas tiendas online en las que podrás comprar un PC ya hecho o componentes por separado. A mí me gusta mucho PcComponentes, que además de ofrecer un catálogo de productos bastante completo, cuenta con un configurador de PC muy útil que puedes usar como herramienta auxiliar para acertar a la hora de elegir los componentes de tu PC. También podrías optar por otras tiendas grandes de tecnología como MediaMarkt, Worten o Fnac. Amazon siempre será una opción por su comodidad y también puedes investigar si hay alguna tienda de informática en tu zona si quieres apoyar el comercio local. Por ejemplo, en Tomelloso, donde yo vivo ahora, hay una tienda llamada InforPaco que está cerca de casa y alguna vez me dejo caer por allí para ver el escaparate o comprar alguna cosilla que necesite para la oficina.

Montar tu propio PC

Montar tu propio PC es más sencillo de lo que crees. Igual es una comparación muy tonta, pero hay muebles de Ikea que son más complicados de montar que un PC (si has montado alguno, seguro que sabes de lo que hablo).

Para montar nuestro propio PC, tendremos que seguir los pasos siguientes:

  1. Elegir componentes que sean compatibles. El configurador de PcComponentes te ayudará a esto. Pero por las dudas yo te voy a dejar en la descripción una lista de componentes de un PC muy completo que te costará menos de 800 € (presupuesto asequible hoy en día).
  2. Dentro de la caja del PC tienes que montar lo siguiente:
    • la placa base, a la que enchufaremos la mayoría de componentes (procesador, disipador, ranuras de memoria RAM, tarjeta gráfica, disco duro SSD)
    • la fuente de alimentación con todo su cableado
    • ventiladores o sistema de refrigeración
  3. Lo más difícil en mi opinión es la gestión del cableado de la fuente de alimentación y de la propia caja del PC. Traen cables y conexiones que, si es la primera vez que montas un PC, pueden dar un poco de respeto o resultar complejos de enchufar y organizar. Pero en la práctica basta con seguir las instrucciones del manual de la placa base y de cada componente, en donde en caso de duda podrás ver dónde debes enchufar cada cable. Más que difícil, diría que es incómodo y requiere cierta maña, sobre todo cuando te encuentras cables que son muy cortos o si se te olvida conectar algún cable y tienes que andar enchufándolo cuando ya tienes todos los componentes metidos en la caja del PC.
  4. Una vez montada la torre, ya podrás encenderla para ver si todo está bien. Bastará con enchufar el cable de corriente a la fuente de alimentación junto con los periféricos y darle al botón de encencido. Es recomendable revisar la BIOS para ver si se detectan todos los componentes. Para acceder a la BIOS, basta con pulsar la tecla correspondiente en la pantalla de arranque (las teclas más habituales para acceder a la BIOS suelen ser: SUPR, ESC o F2). Si hay algún componente que no se detecte o no funcione correctamente, nos tocará revisar su montaje, lo que puede demorar algo más el proceso de montaje.
  5. Tras hacer la revisión de componentes, si está todo bien, el siguiente paso sería instalar el sistema operativo. Por lo general, si vas a instalar Windows, podrás hacerlo con una memoria USB que debes enchufar antes de arrancar el PC. Si todo va bien, será un proceso sencillo que no durará más de unos minutos. Puedes encontrar más información sobre el proceso de instalación de Windows aquí. Una vez instalado, tendrás que introducir la licencia del sistema operativo, que puedes adquirir en cualquier tienda de informática o adquiriendo un código de producto (como este) si quieres ahorrarte un dinerillo. Cuando lo hayas hecho, solo tendrás que instalar poquito a poco los programas que vayas a usar en tu día a día.

 

 

Si quieres más información sobre cómo montar tu propio PC, te voy a recomendar que eches un vistazo a vídeos de canales especializados en tecnología como este vídeo de Randomfrankp (en inglés) o este otro de Nate Gentile (en español). Verás que son muy detallados y estoy seguro de que te servirán a resolver cualquier duda que tengas. Yo mismo los he consultado varias veces y doy fe de que son muy útiles.

Consejos finales

Voy a terminar la entrada dándote unos consejos que me hubiera gustado que me dieran a mí cuando monté mi primer PC:

  • Ármate de paciencia: cuando montas un PC por primera vez es fácil que por despiste se te olvide enchufar algún cable o cometas algún error. Si te pasa algo así, ¡relax! Siempre hay solución y a menudo la encontramos cuando nos tomamos un descanso (sobre todo si estamos saturados).
  • Sigue el paso a paso y organiza bien tu espacio de montaje: montar un PC implica sacar muchos componentes de cajas y lo normal es que en unos minutos te veas rodeado de decenas de cajas y embalajes. Si no te organizas bien, te vas a agobiar, así que ponte en una mesa grande y ve quitando de en medio lo que no necesites a medida que vayas montando componentes.
  • Cómprate un kit de destornilladores si no tienes ya uno en casa: bastará con un kit simple como este, aunque yo monté mi PC con un destornillador de carraca de Leroy Merlín que es el que utilizo para casi todo. La carraca es útil para no tener que estar girando la mano todo el tiempo para acompañar al destornillador. También puedes optar por un destornillador eléctrico de precisión, como este.
  • Para facilitarte las cosas, elige una caja y placa base de una marca conocida. Eso te permitirá encontrar con facilidad vídeos en YouTube de cómo montar esa caja y esa placa base en concreto, lo que puede ser muy útil. Por ejemplo, yo elegí la MSI B450M Mortar MAX con el AMD Ryzen 5 3600 porque es una configuración bastante popular y hay vídeos como este en los que puedes ver a una persona montando exactamente los mismos componentes que tú has elegido. Así irás a tiro hecho.

Lista de componentes del PC para traducir en 2021

Placa base con los principales componentes montados

Torre o PC de sobremesa:

Precio aproximado (puede variar en función de cuándo mires esto): 600 €

Opcionales:

*El precio de las tarjetas gráficas es prohibitivo ahora mismo por culpa del boom de las criptomonedas, es por eso que recomiendo esperar unos meses a que repongan el stock y bajen los precios.

Unas imágenes del PC que he montado

Para terminar, aquí te dejo un breve vídeo del PC que he montado recientemente. ¡Espero que te guste!

 

 

¡Y eso es todo por mi parte! Dale a me gusta y comparte la entrada si quieres apoyarme y que siga compartiendo más contenido similar por aquí.

¡Hasta la próxima!

PD: ¡Por cierto! Recientemente he eliminado mi página de Facebook para pasarme a Instagram. Como siempre, publico contenido relacionado con mis especialidades y alguna cosilla más personal. Sígueme por ahí si te interesa. 🙂

Después de una semana de mucho ajetreo (para variar), he sacado un huequito para grabar un nuevo traduconsejo en el que te explico cómo puedes hacer informes de cambios y modificar archivos TMX rápidamente con dos herramientas gratuitas: ChangeTracker y TMX editor. Si te interesa, descárgalas en un momento haciendo clic en los enlaces anteriores y échale un vistazo al vídeo en el que te explico paso a paso cómo usarlas. ¡Vamos al lío! 🙂

Espero que el tutorial te haya gustado. Si es así, no dudes darle a «Me gusta» o dejar algún comentario, sobre todo si conoces otras herramientas para llevar a cabo estas tareas y que consideres que son recomendables. ¡Hasta la semana que viene! 🙂

Aunque sé que a algunos de vosotros este Traduconsejo os va a parecer muy elemental, me he animado a grabarlo porque aún me encuentro a muchos alumnos en los cursos y másteres que imparto que no saben descomprimir archivos ZIP o que, aunque saben hacerlo con algún programa tipo WinRAR o WinZip, no conocen alternativas gratuitas como 7-Zip, que es la herramienta de la que voy a hablar hoy. Si te interesa, descárgala desde este enlace y échale un vistazo al traduconsejo de hoy. ¡Vamos al lío!

Espero que el traduconsejo te haya gustado y que en adelante no encuentres problemas para descomprimir archivos en formatos como ZIP, RAR o 7Z, que son los más frecuentes. No olvides darle a «Me gusta», compartir el vídeo para dar apoyo y suscribirte al canal de YouTube de Traduversia si es que no lo has hecho todavía (¡es gratis!). Nos vemos la semana que viene en un nuevo vídeo. 🙂

De un tiempo a esta parte, noto que muchos tienen una pequeña obsesión con las herramientas TAO. En muchos casos se debe a la concepción errónea de que con una herramienta de traducción asistida puedes traducir cualquier cosa, cuando en realidad no siempre es así. Por eso, en el vídeo de esta semana te recomiendo que aprendas a detectar cuándo es necesario usar una herramienta de traducción asistida y cuándo no. Espero que te interese el tema.

 

Espero que el vídeo te haya gustado. Recuerda que el consultorio de Traduversia sigue abierto y que puedes trasladarnos tus dudas para que publiquemos nuevos vídeos creados especialmente para ti. ¡Un saludo y buen fin de semana!

Después del éxito que han tenido las partidas comentadas de Pablo al Final Fantasy VII, yo también he querido sumarme a este nueva sección de Traduversia, que ya hemos bautizado como «Los gameplays de Traduversia». Para esta ocasión tan especial (mi estreno), me he decidido por un shooter inspirado en Counter Strike cuyo nombre es Counter Attack y que podéis descargar gratuitamente desde la Play Store de Google.

Antes de dar paso al gameplay, quiero aclarar que el objetivo de esta sección no es criticar gratuitamente al traductor del juego ni a los profesionales que lo han desarrollado, sino más bien concienciar y, a la vez, denunciar la baja calidad que tienen las traducciones de muchos juegos para móviles (gratuitos o de pago) que, a pesar de que cuentan con un gran número de usuarios y de que generan beneficios suficientes como para invertir en traducciones de calidad, cuentan con traducciones muy deficientes y descuidadas —de hecho, es fácil encontrarse con traducciones automáticas no revisadas—.

Si a esto le sumamos el hecho de que juegos como el que os muestro hoy no incluyen un volumen muy elevado de palabras —mi intuición me dice que no superarían las 5000 palabras—, que su traducción se podría hacer de manera rápida y muy efectiva —por lo general, bastaría con traducir las cadenas o strings que pueden exportarse fácilmente desde Android Studio en un archivo XML, tarea que no llevaría más de una semana— y que la inversión para traducirlos a 10 o 12 idiomas no sería muy desorbitada teniendo en cuenta los balances de ingresos y gastos del juego, creo que las críticas no solo están justificadas sino que, además, son necesarias.

Dicho esto, os dejo con el gameplay del juego que, por cierto, me ha gustado como para jugarlo más veces, aunque puede que no lo haga hasta que mejoren su traducción (sería lo más justo, ¿no os parece?). 🙂

¿Qué os ha parecido? ¿Creéis que los desarrolladores de videojuegos para móviles deberían invertir más en sus traducciones? En cualquier caso, espero que el vídeo os haya gustado. No olvidéis darle a «Me gusta» y dejar algún comentario si queréis que sigamos publicando más vídeos de este tipo. Para nosotros vuestro apoyo es muy importante. ¡Hasta la próxima! 🙂

 

El vídeo de esta semana lo he dedicado a recomendar los buscadores de la Fundèu y de los distintos diccionarios de la RAE. El motivo es que aún me encuentro a muchos alumnos, traductores noveles y recién licenciados que cometen errores que podrían subsanar fácilmente si se documentaran en estas páginas. Por eso, y aunque sé que muchos ya conocerán estos recursos, me he decidido a grabar este vídeo, para así poder enviárselo a todos mis alumnos futuros y llegar a los más desinformados. Además, para hacer el vídeo más completo e interesante, también te explico al final del vídeo cómo puedes usar estos buscadores de forma productiva usando el Omnibox de Google. ¿Te interesa? ¡Pues al lío!

Espero que el vídeo te haya gustado. Cuéntame, ¿qué te ha parecido el Ómnibox? ¿Crees que te acostumbrarás a usarlo o lo ves demasiado complicado? ¿Qué otros recursos y diccionarios usas en tu día a día? Te leo en los comentarios. 🙂 No olvides suscribirte al canal de YouTube de Traduversia si no lo has hecho ya y echar un vistazo a los cursos de Traduversia. Hasta la semana que viene. 😉

Después de que Pablo estrenara nuestra nueva sección de traducciones memorables el pasado lunes, hoy me toca estrenarme a mí con una serie. La elegida ha sido Friends, que fue traducida al español por el traductor Darryl Clarke, a quien pocos traductores conocen. Si te interesa saber por qué considero que esta serie merece el sello de traducción memorable de Traduversia, échale un vistazo al vídeo, en el que comento varias referencias y chascarrillos que se tradujeron de forma brillante.

 

Espero que el vídeo te haya gustado. Si es así, te animo a que le des a me gusta en el canal de YouTube. Y si quieres comentar algo al respecto o recomendar alguna serie o película para esta nueva sección, no dudes en dejar un comentario aquí abajo o en YouTube. Eso es todo, te veo en el próximo vídeo o curso de Traduversia. 😉

Esta semana he querido grabar un nuevo vídeo para los traduconsejos de Traduversia. En él muestro varias herramientas que utilizo en mi día a día para incrustar o quemar subtítulos en archivos de vídeo, un servicio que a menudo demandan muchos clientes cuando nos encargan el subtitulado de un vídeo. ¿Quieres saber cuáles son las herramientas que recomiendo? Pues échale un vistazo al vídeo. 😉

Espero que te haya gustado. No olvides echarle un vistazo a los cursos de subtitulado de Traduversia. Recuerda que tenemos uno específico sobre Aegisub (editor gratuito) y otro más amplio llamado «Conviértete en subtitulador profesional«, en el que aprenderás a usar un combo de herramientas (incluido EZTitles) con las que podrás desenvolverte como un auténtico pro de este rubro. ¡Ah! Y no olvides dejar un comentario si conoces más herramientas para incrustar subtítulos que quieras recomendarnos o si tienes alguna duda al respecto. 🙂

Eso es todo, ¡hasta la próxima!

¿Cómo va la semana? Yo debo reconocer que entre proyectos y otros asuntos se me ha hecho un poco cuesta arriba, por eso no pude publicar el vídeo de esta semana ayer como de costumbre. Pero hoy por fin vuelvo a la carga con un nuevo vídeo del consultorio de Traduversia. En esta ocasión, doy respuesta a una pregunta que nos suelen hacer con bastante frecuencia. ¿Tengo que saber maquetación para ser traductor? La respuesta, como siempre, en mi vídeo semanal. 🙂

Espero que te haya gustado el vídeo y que mis consejos te animen a formarte en maquetación. Recuerda que puedes echarle un vistazo a las fichas de mis cursos de maquetación en Traduversia (aquí y aquí). ¡Hasta el próximo vídeo!

 

Como ya sabéis, hace unos días Pablo Muñoz y yo publicamos dos vídeos que dieron inicio a una nueva sección en el canal de YouTube de Traduversia que consiste en un consultorio en el que resolvemos dudas de nuestros alumnos y seguidores (los puedes ver aquí). Como estamos muy motivados y contentos con el resultado que está teniendo la nueva sección, hoy nos hemos decidido a lanzar otra más. Se trata de «Los cafés de Traduversia», un espacio en el que compartimos reflexiones relacionadas con nuestras especialidades en formato audiovisual.

En mi primer café intento desmontar algunos mitos y prejuicios relacionados con la traducción audiovisual. Es un tema del que ya hablé hace un tiempo en el blog y que se comentó bastante (recordad esta entrada o esta otra), pero aún no había grabado ningún vídeo hablando de esto. La verdad es que lo he disfrutado mucho y creo que puede generar cierto debate, dado que son temas que suelen comentar no solo los traductores, sino también los aficionados al cine, series o consumidores de productos audiovisuales. Sin más dilación, os dejo aquí abajo el vídeo esperando que lo encontréis interesante.

 

Por cierto, que Pablo ha publicado también otro café criticando a los TFM y TFG en los que se critican malas traducciones. Échale un vistazo porque sé que es un tema sobre el que seguro has reflexionado en algún momento.

Nada más, te veo en la próxima entrada o vídeo, y si no en Traduversia, en donde ya sabes que estoy disponible las 24/7. ¡Hasta la próxima!