Entradas

Queridos amigos:

Estos meses de confinamiento, además de para mejorar mis dotes culinarias y de repostería, me han servido para descubrir y estudiar a fondo nuevas herramientas y aplicaciones que me han resultado muy útiles para mis labores como docente. Como sé que muchos de vosotros compartís conmigo esa inquietud por la docencia o por crear contenidos útiles para los demás, me he animado a compartir una entrada con todos los recursos que vengo usando desde hace tiempo o que he descubierto recientemente por si alguno de ellos os resultara útil.

Índice y al grano.

Herramientas para organizar webinarios, videoconferencias y streamings

OBS Studio

>> PROBAR OBS STUDIO <<

Si sigues a YouTubers o eres un poco geek, seguro que ya habrás oído hablar de este programa. Básicamente, es una aplicación con la que podrás retransmitir desde tu PC a YouTube y otros servicios similares teniendo un control absoluto de tu retransmisión. Lo que más me fascina de este programa es que funciona prácticamente como una herramienta de realización profesional. Te permite proyectar todo tipo de recursos y tener el control en todo momento de lo que se muestra en la retransmisión. Por ejemplo, con OBS podrás hacer cosas como compartir tu escritorio, mostrar programas y aplicaciones específicos (para que no se vea algún programa de apoyo que tengas abierto), añadir textos, rótulos e imágenes en capas aisladas o crear transiciones y cambios de escena personalizados. ¡Y, encima, gratis! De verdad, es una auténtica pasada.

Jitsi

>> PROBAR JITSI <<

Jitsi es una aplicación de videconferencia que me ha hecho soltar varios «¡gracias por existir!» en los últimos meses. Bien es cierto que en todo este tiempo han proliferado los programas para hacer videollamadas y organizar webinarios, hasta el punto de que parece que levantas una piedra y encuentras otro programa más de este tipo. Pero en mi experiencia, la mayoría son de pago y sus versiones gratuitas tienen funcionalidades limitadas que te dejan muy poco margen, como los límites en el número de usuarios que pueden participar en la videollamada o las restricciones a la hora de compartir recursos o retransmitir por servicios de streaming. Jitsi no tiene tantas limitaciones y hace que sea muy fácil organizar una videollamada privada con muchos usuarios conectados a la vez. Además, incorpora nuevas funcionalidades de e-learning que también están sumando muchos software de videollamada para docencia, como el botón de levantar la mano, la opción de convertir a otros usuarios en presentadores o la posibilidad de jugar con distintos tipos de vistas para elegir lo que quieres proyectar. Personalmente me ha gustado tanto que decidimos utilizarla para el traducafé que organizamos en Traduversia en el inicio del confinamiento.

Zoom

>> PROBAR ZOOM <<

Sí. No estoy descubriendo la rueda con esta recomendación. ¿Quién no ha usado Zoom para alguna videollamada durante el confinamiento? Precisamente por eso la he incluido aquí. El hecho de que se haya popularizado tanto en los últimos meses lo convierte en una herramienta ideal para organizar videollamadas, webinarios o clases online, ya que tanto jóvenes como adultos ya lo han usado con sus familiares y amigos y lo usan con bastante naturalidad. Realmente es una herramienta muy intuitiva que cualquiera puede usar y que se puede utilizar desde cualquier dispositivo. ¿Lo malo? Que las limitaciones de su versión gratuita harán que se te quede pequeña muy pronto y tengas que plantearte subirte a alguna de las versiones de pago, sobre todo si quieres organizar llamadas largas o con muchos usuarios conectados de manera simultánea.

Skype

>> PROBAR SKYPE <<

Sí, no me he quebrado la cabeza aquí tampoco, pero es que Skype sigue estando entre las herramientas de videoconferencia más utilizadas. Además, ha sido la herramienta de referencia durante muchos años. Quizá le ha perjudicado bastante que muchos usuarios la siguen viendo como una herramienta para hacer reuniones profesionales o comerciales, y quizá no tanto para e-learning o quedadas virtuales. No obstante, su reciente integración con Microsoft Teams —aplicación de la que hablo más abajo— la convierte en una opción muy interesante para actividades formativas.

YouTube Studio

>> PROBAR YOUTUBE STUDIO <<

Hasta hace unos años, Google permitía realizar emisiones en directo mediante el uso de la ya extinta aplicación Hangouts On Air. No obstante, en 2019 decidieron separar Hangouts y YouTube, dejando Hangouts para chat y videollamadas (junto con la reciente Google Meet), y YouTube Studio como gestor de contenido de YouTube. ¿Qué se puede hacer entonces con YouTube Studio? En realidad, de todo. Directos, webinarios, reuniones, subir vídeos de manera tradicional… El  mayor problema que plantea ahora mismo YouTube Studio es que no facilita una integración sencilla para hacer sesiones de videollamadas o grupo en directo, como sí hacía en su día Hangouts On Air. Actualmente, para este tipo de emisiones es necesario usar aplicaciones de terceros, como las mencionadas OBS, Jitsi o Zoom. Es por esto que ahora mismo YouTube funciona más bien como un emisor de retransmisiones que cuenta con un completo panel de control desde el que podemos chatear en directo con la audiencia o emitir desde nuestra cámara web o micrófono. Si omitimos este detalle de las videollamadas en grupo, realmente YouTube Studio es una gran aplicación gratuita (quizá la mejor) que nos da mucho juego para publicar contenido audiovisual en distintas modalidades (directo, estreno, vídeo editado…). Además, nos permite personalizar un canal en el que podremos estructurar todo el contenido a nuestro gusto. Si quieres ver un ejemplo sencillo, no tienes más que pasarte por el canal de YouTube de Traduversia. 🙂

Aplicaciones para crear aulas virtuales o entornos colaborativos para trabajo en equipo

Moodle

>> PROBAR MOODLE 3.9 <<

De entre todas las aplicaciones de e-learning gratuitas que existen a día de hoy, Moodle sigue siendo la que más me gusta. También es una de las que más he usado como docente en las distintas universidades y centros de formación online con los que he colaborado. No es difícil de instalar en hostings de pago y ofrece numerosas plantillas que se adaptan a distintas necesidades y filosofías de formación. Además, su compatibilidad con archivos de intercambio como los paquetes IMS o SCORM da mucho juego para exportar o importar contenido de otras plataformas. Recientemente han integrado Jitsi, lo que la convierte en una opción interesante para aquellos que quieran disponer de un aula virtual que permita crear sesiones de videoconferencia en su interior. ¿El problema? Que una vez instalada, hay que personalizarla y la cantidad de posibilidades que ofrece es directamente proporcional a la cantidad de tiempo que deberás dedicar a configurarla a tu gusto.

Microsoft Teams

>> PROBAR MICROSOFT TEAMS <<

Si hay una aplicación de trabajo colaborativo que haya experimentado un gran crecimiento y una gran difusión en los últimos meses, sin duda esa es Microsoft Teams. Mi sensación es que, hasta hace unos meses, era esa aplicación que todos teníamos instalada en Windows pero que no sabíamos muy bien para qué servía. Con la pandemia, muchos hemos descubierto sus posibilidades y ahora no queremos abandonarla. De esta aplicación destaco su facilidad de uso, su modularidad y su flexibilidad para poder usarse para distintas finalidades. Conozco a profesores que la usan como un aula virtual y a gestores de proyectos que lo utilizan para comunicarse con su equipo de trabajo. Básicamente permite crear grupos para compartir recursos, abrir chats, crear hilos o añadir comentarios, organizar videoconferencias grupales… Y tú tienes plena libertad para decidir cómo o con quién usarla. Es muy completa y merece mucho la pena que la investigues si aún no lo has hecho. Es más, cuanto antes lo hagas, mejor, porque antes o después alguien te dirá que te metas en Teams a hacer equis cosa y, si ya la conoces, eso que habrás adelantado. 🙂

WordPress

>> PROBAR WORDPRESS <<

Si WordPress aparece en esta lista es por lo que significa y ha significado para mí en los últimos años. Como ya he contado en entradas antiguas del blog, WordPress no solo es un sistema CMS para crear blogs o sitios web sencillos, sino que también puede usarse para crear sofisticados proyectos web para distintos fines: e-learning, intranets, foros, mensajería interna… Las posibilidades son infinitas gracias a los miles de temas y plugins que puedes usar para personalizar tu proyecto. De nuevo, un ejemplo de esto es Traduversia, que como ya te conté en esta entrada, se armó sobre un WordPress con un tema especial de e-learning potenciado con plugins. ¡Y no podría estar más satisfecho del resultado! Es más, a día de hoy, si tuviera que iniciar cualquier tipo de proyecto web, sin duda que WordPress sería mi primera opción. 🙂

Aulas virtuales de pago

Además de los recursos ya expuestos, conviene mencionar también que, en los últimos años, han proliferado las plataformas de pago que permiten alojar sitios web de e-learning y que te lo dan todo hecho. Los proveedores más conocidos actualmente son Teachable y Thinkific que, previo paso por caja, te ofrecen una plataforma con la que podrás crear una web personalizada con cursos y con todos los recursos necesarios para impartirlos y venderlos (foros, mensajería interna, certificados, pasarela de pago, mail marketing, alta y baja de usuarios, etc.). También conviene mencionar plataformas como Udemy o Coursera, que si bien no te ofrecen la tecnología para montarte tu propio sitio web, sí que te ofrecen la posibilidad de convertirte en docente y vender tus cursos a través de su plataforma (eso sí, a cambio de una comisión).

Aplicaciones para grabar y editar vídeos formativos

Game Bar de Windows 10

>> PROBAR XBOX GAME BAR DE WINDOWS 10 <<

¿Tienes Windows 10? Entonces escribe «Game Bar» en el buscador de Windows y tendrás acceso a esta aplicación que viene instalada por defecto en Windows y que permite grabar tu pantalla y hacer capturas. El recurso está pensado para gamers y para emitir por Xbox Live, pero puede usarse para hacer todo tipo de grabaciones en tu PC, como videotutoriales o lecciones en vídeo. Merece la pena darle una oportunidad porque (1) ya lo tienes instalado en tu PC y (2) no tienes que invertir nada para usarlo. Los vídeos, una vez grabados, hay que editarlos en un editor de vídeo aparte, pero si no necesitas grabar un vídeo muy sofisticado es una muy buena opción.

ActivePresenter

>> PROBAR ACTIVEPRESENTER <<

Si buscas una aplicación gratuita para grabar la pantalla de tu PC o crear presentaciones de diapositivas con audio, esta es una de las mejores opciones. Explicado de una manera sencilla, ActivePresenter es una especie de Camtasia gratuito, que además está disponible para Windows y MacOS. No solo permite grabar tu escritorio o con tu webcam, sino que también incorpora un editor de vídeo muy intuitivo con el que podrás editar tus vídeos con resultados muy profesionales, añadiendo efectos, transiciones, textos o recursos de audio y vídeo externos. También permite usar plantillas de diapositivas, importar presentaciones de PowerPoint y ¡hasta importar subtítulos en formato SRT! Esto último a mí me dejó alucinado. 🙂

OBS Studio

>> PROBAR OBS STUDIO <<

Como mencioné más arriba, OBS no solo sirve para hacer emisiones en directo. También te permite hacer grabaciones de tu pantalla aprovechando sus funciones de control de realización, de manera que puedes grabar vídeos en los que vayas lanzando distintos recursos desde el control de realización a fin de reducir el trabajo posterior de edición. Bien utilizado, puede ser un recurso muy útil para grabar vídeos formativos en vivo en los que utilices distintos recursos. Puedes empezar mostrando un PowerPoint, saltar a un PDF, proyectar una imagen, colocarte un rótulo con fondo transparente, un lower third… Las posibilidades son infinitas.

Camtasia Studio

 >> PROBAR CAMTASIA STUDIO <<

Camtasia es a la creación de vídeos de e-learning lo que InDesign a la autoedición de documentos o Photoshop al retoque fotográfico. Ha sido durante años una de las herramientas pioneras de creación de vídeos para e-learning. A mí siempre me ha gustado por su fiabilidad y estabilidad, y porque pese a ser comercial tiene un precio asequible si te dedicas profesionalmente a la formación online y no te importa invertir. En cuanto a funcionalidades, realmente no ofrece nada que no haya mencionado en anteriores herramientas: podemos grabar la pantalla, editar audio y vídeo, grabar locuciones, añadir numerosos efectos y plantillas… E incluso te instala un plugin en PowerPoint para que puedas lanzar una grabación de Camtasia desde PowerPoint. Por cierto, que también permite importar e incrustar subtítulos en formato SRT a nuestros vídeos, así que si te dedicas a subtitulado este es un punto muy positivo. Personalmente, es la herramienta que siempre recomiendo a mis colegas docentes, porque es la que utilizo para crear todos los tutoriales que forman parte de mis lecciones de Traduversia.

Aplicaciones para crear presentaciones

Canva

>> PROBAR CANVA <<

Para mí, que me dedico también al diseño gráfico y la maquetación, Canva ha sido uno de los mayores descubrimientos de los últimos años. Canva es una especie de navaja suiza en la nube para diseñadores gráficos o para cualquier profesional de a pie que necesite crear una imagen mínimamente profesional para su negocio. Incorpora un montón de plantillas categorizadas por formatos y finalidades, de manera que puedes usarlo para crearte de manera rápida y sencilla una presentación, un thumbnail de YouTube, una tarjeta de visita o un CV. Puede usarse gratuitamente, aunque incorpora muchos recursos de pago. Lo mejor es que puedes acceder desde tu navegador sin necesidad de instalar nada o desde tu smartphone a través de la aplicación oficial. Ahora ya no tienes excusa para crear unos thumbnails como es debido. 🙂

Prezi

>> PROBAR PREZI <<

Prezi es una aplicación para crear presentaciones con numerosos efectos de movimiento, zoom y enfoque espacial. Es muy interesante para crear presentaciones que se salgan de lo común o para aquellos que quieran huir de las tan manidas y aburridas diapositivas llenas de texto. Es recomendable, por tanto, para quienes busquen innovar o darle un toque fresco a sus presentaciones.

WPS Office

>> PROBAR WPS OFFICE <<

No he añadido WPS Office a la lista por rellenar. Si la he incorporado es porque, a día de hoy, me parece la mejor alternativa gratuita a la suite Office de Microsoft, hasta el punto de que si no tienes licencia de Microsoft Office o te ha caducado y necesitas algo que sea muy parecido para ir tirando, difícilmente encontrarás una suite gratuita mejor. WPS es casi una fotocopia de la suite Office y, por si esto fuera poco, encima está disponible para Windows, MacOS y GNU/Linux. Y, cómo no, incorpora también una herramienta para crear presentaciones que es calcada a PowerPoint. Precisamente por esta herramienta la he incluido, porque puede servirte para crear muy rápidamente una presentación de una manera muy parecida a como la crearías en PowerPoint.

ActivePresenter

>> PROBAR ACTIVEPRESENTER <<

No podía faltar en este apartado ActivePresenter, de la que ya he hablado más arriba y que también permite crear presentaciones en un entorno muy similar al de Microsoft PowerPoint o el resto de herramientas de esta lista.

Recomendaciones para llevar tus retransmisiones y grabaciones al siguiente nivel

Invierte en un buen micrófono USB para que tu voz suene increíble

Si quieres que tu voz suene con buena calidad, lo más práctico y sencillo es que inviertas en un buen micrófono USB. Los más conocidos y usados actualmente son los de la marca Blue (modelos Yeti y Snowball), que ofrecen una gran calidad de sonido, pero en los últimos años han proliferado muchos micrófonos USB económicos, tanto de marcas conocidas como desconocidas. No tienes más que hacer una búsqueda rápida en Amazon con las palabras clave «micrófono USB». Yo en su día aposté por un Samsom Meteor Mic por varios motivos: (1) por ser marca especializada en microfonía, (2) por su excelente sonido, (3) por su reducido tamaño, (4) por su estética vintage y (5) por su precio asequible. Y estoy la mar de contento.

Invierte en una buena cámara para que todos te vean en Full HD, 2K o 4K

Al igual que ocurre con los micrófonos, es fácil encontrar cámaras web que graben en Full HD (1080p) y no tengan un precio muy elevado. Que la imagen final que capturen sea de calidad, eso ya es otra historia. Por eso yo siempre he confiado en Logitech, que suele ser sinónimo de calidad en este tipo de periféricos. Actualmente, utilizo una Logitech C920 HD que compré hace 6 o 7 años y que aún sigue dándome muy buenos resultados. Además, combinada con el micrófono USB, la webcam te permitirá grabar directamente desde tu PC y ahorrar tiempo a la hora de crear tu contenido. Si esta Logitech no te convence, puedes encontrar modelos más modernos en Amazon, incluso de otras marcas, aunque, como te decía, yo siempre he apostado por esta marca. Últimamente me atraen mucho sus últimos modelos que graban en 4K y son especiales para streaming, como esta Logitech Brio Ultra HD Pro. Si no te quieres gastar tanto dinero, también puedes usar el micrófono USB con tu móvil, siempre y cuando sea compatible y tengas un adaptador o hub USB de tipo OTG para conectar el micrófono. Aquí te dejo una guía de cómo hacerlo, ya que en algunos móviles hay que utilizar aplicaciones específicas que permitan configurar el micrófono como dispositivo de grabación.

Usa doble monitor o un monitor ultrawide para tener todos tus recursos visibles

Mi vida cambió radicalmente el día que decidí usar mi viejo monitor como pantalla auxiliar. Desde entonces, trabajo mucho mejor en segundo plano y puedo dejar visibles en ese segundo monitor recursos que necesite ver en todo momento sin necesidad de estar minimizando y maximizando ventanas todo el tiempo. Por ejemplo, lo utilizo para dejarme abiertos glosarios o los diccionarios que voy abriendo en Chrome. También, para colocar paneles o ventanas que me gusta consultar en todo momento en herramientas como Trados Studio o Adobe InDesign. También lo utilizo cuando estoy en una clase virtual y quiero consultar en todo momento la videollamada sin estar minimizando. En este caso, lo que hago es poner la videollamada en el monitor auxiliar y proyectar el principal, que es donde hago las demostraciones.

La alternativa al uso del doble monitor sería usar un monitor ultrawide que te permita trabajar a pantalla dividida casi como si estuvieras en dos monitores. Yo, como soy muy burro, he optado por una combinación de ambas. Por eso, ahora mismo en mi oficina —que puedes ver en la foto de arriba— cuento con un monitor Samsung Ultrawide de 32 pulgadas (modelo CF391) como principal, y un auxiliar que es el antiguo pero aún competente Philips 246E, que estuve a punto de jubilar pero que decidí mantener como compañero de viaje, anexándolo al Samsung con un brazo articulado para no perder espacio en la zona inferior del escritorio y poder girarlo rápidamente para ponerlo en vertical —ideal para trabajar con código o comparar documentos—.

Hazte con un trípode flexible o estabilizador, antes o después acaba siendo útil

Si quieres grabar vídeos con tu móvil o con tu cámara y no tener que estar haciendo malabares para conseguir el plano perfecto (¿quién no ha improvisado alguna vez una torre de cajas y otros objetos para poner la cámara encima?), entonces lo mejor que puedes hacer es invertir en un buen trípode. A este respecto, debes pensar muy bien el plano que quieres conseguir y en los usos futuros que le puedes dar, ya que hay trípodes de distintos tamaños y formas. Los más pequeños están pensados para que los coloques principalmente sobre la mesa de tu escritorio (a una altura más baja de tu cabeza, por tanto), mientras que los más grandes se colocan en el suelo y pueden regularse hasta más de 2 metros. Si te interesa uno de escritorio, entonces te recomiendo que busques uno flexible que te permita encoger o estirar las patas libremente, así como ajustar el ángulo de inclinación de la cámara, así podrás buscar la posición que más te interese con mayor facilidad. Si optas por uno más grande, asegúrate de revisar la altura máxima, porque unos llegan más arriba que otros. También, asegúrate de contar con el accesorio que permite enganchar tu móvil, ya que no todos los trípodes lo incluyen. Por último, si sueles hacerte selfies o grabar vlogs, quizá te interese invertir directamente en un estabilizador con patas como este.

Conclusión

Como ves, hay mil soluciones para mejorar o actualizar los recursos de los que ya dispones. La clave está en reflexionar sobre cuáles de estas herramientas verdaderamente te ayudarían a crear recursos de mayor calidad para tu finalidad específica. Espero que la lista y mis comentarios te hayan sido de utilidad. Ahora, ¡manos a la obra! 🙂