El símil del pastel y el mercado de la traducción

En el café de hoy quiero compartir contigo un símil que uso con bastante frecuencia en mis cursos y talleres: el símil del pastel. Se trata de un símil que uso para describir desde mi punto de vista el mercado de la traducción y para clasificar de una forma práctica a los profesionales que forman parte de él. Como digo en el vídeo, soy el primero al que no le gusta hacer este tipo de distinciones, pero hay momentos en los que viene bien hacerlas para reflexionar un poco. ¿Quieres saber de qué va? Pues vamos con el vídeo. 🙂

 

¿Qué te ha parecido? ¿Has dado con gente como la que describo en el vídeo? ¿Cuál es tu visión del mercado? Como siempre, me encantará leer tus comentarios. ¡Nos vemos en la próxima entrada! 🙂

Opt In Image

¡APÚNTATE GRATIS AL CURSO «HERRAMIENTAS PARA LA LOCALIZACIÓN Y LA TRADUCCIÓN AUDIOVISUAL»!

Esto es lo que obtendrás si te apuntas:

  • Acceso gratuito e inmediato al curso
  • Cupones de descuento para matricularte en nuestros cursos a precio reducido
  • Información inmediata y exclusiva sobre nuestros nuevos cursos y ofertas
  • Un correo semanal con lo último del blog de Traduversia

 

Y además, aprovecha este cupón exclusivo para lectores de Jugando a traducir. 😉

Cupon-JaT-Blanco-01

2 comentarios
  1. Rafael López Sánchez
    Rafael López Sánchez Dice:

    Gracias a ti por tu comentario, Teresa. Es cierto que la globalización ha influido sobremanera en cómo se reparte el pastel y que eso hace que haya una competencia cada vez más feroz, pero por suerte está en nuestras manos decidir qué clase de profesionales queremos ser y qué respuesta dar a aquellos que puedan llevarnos a superar ciertos límites. Por ejemplo, ante la proliferación de páginas en las que se subastan proyectos de traducción a la baja, cada uno de nosotros es libre de decidir si quiere ser partícipe de eso o no.

    Un saludo. 🙂

    Responder
  2. Teresa Recio
    Teresa Recio Dice:

    Mucha razón llevas, pero desgraciadamente y en la práctica actual nos encontramos con los que quieren el pastel para ellos solos y no exclusivamente pasa con el sector de la traducción, se puede extrapolar a muchos más sectores. La globalización va a la búsqueda de la competitividad muchas veces por encima del compañerismo Gracias por la entrada

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

¡Deja tu comentario y comparte tu opinión! Recuerda ser constructivo en la medida de lo posible. :P