En el café de hoy quiero compartir contigo un símil que uso con bastante frecuencia en mis cursos y talleres: el símil del pastel. Se trata de un símil que uso para describir desde mi punto de vista el mercado de la traducción y para clasificar de una forma práctica a los profesionales que forman parte de él. Como digo en el vídeo, soy el primero al que no le gusta hacer este tipo de distinciones, pero hay momentos en los que viene bien hacerlas para reflexionar un poco. ¿Quieres saber de qué va? Pues vamos con el vídeo. 🙂

 

¿Qué te ha parecido? ¿Has dado con gente como la que describo en el vídeo? ¿Cuál es tu visión del mercado? Como siempre, me encantará leer tus comentarios. ¡Nos vemos en la próxima entrada! 🙂

2
¡Deja un comentario si te ha gustado la entrada! ¡Significa mucho para mí!

avatar
2 Hilos de comentarios
0 Respuestas
0 Seguidores
 
Comentario con más reacciones
Hilo más activo
2 Autores de los comentarios
Rafael López SánchezTeresa Recio Autores de comentarios recientes
  Suscribirse  
más recientes más antiguos más votados
Notificar de
Teresa Recio
Invitado
Teresa Recio

Mucha razón llevas, pero desgraciadamente y en la práctica actual nos encontramos con los que quieren el pastel para ellos solos y no exclusivamente pasa con el sector de la traducción, se puede extrapolar a muchos más sectores. La globalización va a la búsqueda de la competitividad muchas veces por encima del compañerismo Gracias por la entrada