Hace unos días hice una prueba de traducción para un posible cliente, por eso que dicen de que hay que buscar clientes incluso cuando tienes la barriga llena. La experiencia ha acabado siendo muy positiva (no siempre ocurre así), ya que al final he aprobado la prueba (¡bien por mí!). Por ello, me he animado a grabar un vídeo con algunos consejos y reflexiones que creo que podrían serte útiles si todavía no has hecho muchas pruebas de traducción. ¿Te interesa el tema? Pues vamos con el vídeo.

Espero que te haya gustado. Como siempre, te animo a que dejes algún comentario al respecto compartiendo alguna experiencia o algún consejo más. Recuerda que también puedes usar el consultorio de Traduversia para plantearnos dudas para que así grabemos nuevos vídeos.

2
¡Deja un comentario si te ha gustado la entrada! ¡Significa mucho para mí!

avatar
1 Hilos de comentarios
1 Respuestas
0 Seguidores
 
Comentario con más reacciones
Hilo más activo
2 Autores de los comentarios
Rafael López SánchezDavid Sanz Autores de comentarios recientes
  Suscribirse  
más recientes más antiguos más votados
Notificar de
David Sanz
Invitado

Hola, Rafa. Gracias por el vídeo y por las reflexiones tan prácticas. Hace tiempo que hice la prueba de Netflix pero no la aprobé. Me ha sorprendido, por otro lado, saber que hay pruebas que son pagadas. ¿Qué oscuras razones puede haber detrás? ¿O no son tan oscuras? Ya ni hablo de las pruebas largas, pero en fin…