Llevo varios días reflexionando sobre si sería interesante para un traductor tener un portafolio. Para los que no sepan exactamente en qué consiste, básicamente un portafolio es un sitio web (blog, wiki, flash, página personal, etc.), en donde un profesional cuelga algunos ejemplos de su trabajo, de forma que los clientes puedan comprobar de primera mano de lo que ese profesional es capaz y, consecuentemente, si les interesa o no el tipo de trabajo que realiza.

En realidad, los portafolios en internet son más propios de los diseñadores gráficos, fotógrafos, pintores o gente relacionada con el mundo de las artes gráficas. La mayoría de estos portafolios, además, están orientados a ofrecer una galería o una pequeña exposición de imágenes y fotos, y no contemplan la posibilidad de incluir mucho más.

Bueno, y entonces… ¿Por qué sería interesante para un traductor?

En realidad, creo que un portafolio es una herramienta que podría serle de mucha utilidad a un traductor audiovisual. Imaginaros una pequeña web en la que incluyeráis cosas como:

  • Fragmentos de vídeos que habéis subtitulado.
  • Ejemplos de audiodescripciones o de doblajes.
  • Algunas capturas o vídeos de sitios web, programas o videojuegos que habéis localizado, y en los que explicáis muy brevemente algún detalle que consideráis importante al respecto.
  • Alguna pequeña galería con ejemplos de imágenes localizadas, logotipos o diseños de maquetación.
  • Alguna pequeña sección con ejemplos o fragmentos de algún texto traducido del que estéis especialmente orgullosos Risa.
  • Vuestras redes sociales, páginas personales o blogs.
  • Y por supuesto, una sección sobre vosotros, con vuestro currículum y una sección de contacto.

Hace no mucho tiempo, después de reflexionar sobre cómo debería ser la página web de un traductor, di con la web de Pablo Muñoz y vi que él por ejemplo tenía una sección con un portafolio. Lo cierto es que creo que podría ser algo de mucha utilidad. Y no necesariamente hay que incluir trabajos hechos de manera profesional. También podemos incluir trabajos que hayamos hecho nosotros por nuestra cuenta, de forma que podamos ampliar nuestra visibilidad y demostrar nuestra capacidad en los diferentes campos en los que trabajemos. Es por todo esto por lo que yo ya me he puesto manos a la obra y he empezado a diseñar el mío.

portafolio

Para tal fin se pueden utilizar herramientas como WordPress o Blogger, que incluyen diseños de portafolios muy interesantes. También se pueden utilizar otras herramientas como Weebly o Wix, que son muy intuitivas y facilitan la tarea de insertar elementos multimedia dentro de la web.

¿Qué os parece la idea? ¿Creéis que tendría utilidad? ¿Atraería a clientes? ¿Alguno de vosotros tiene ya algo parecido a un portafolio?