A veces una retirada a tiempo es una victoria. Muchos atribuyen esta frase a Napoleón Bonaparte quien, según la leyenda, la pronunciaría durante su campaña en Rusia, que acabó en retirada, aunque no en derrota —al menos no en aquel momento, puesto que el emperador aún tardaría unos años en caer derrotado—.

Pues bien, así quiero ver yo esta «despedida», que en realidad, como vas a ver a continuación, es más bien una evolución a otras cosas nuevas que espero que me inspiren y me hagan seguir disfrutando de escribir aquí de vez en cuando.

El tiempo no se detiene, para bien o para mal, y aquí estamos. Se acaba 2019, año en el que he cumplido 30 primaveras y en el que no he podido publicar aquí por falta de tiempo, aunque sí lo he hecho en otros canales a los que he dado mayor prioridad (más abajo te cuento cuáles son).

Toca, por tanto, ser sincero y afrontar los cambios que, de una manera natural, se han ido produciendo en este tiempo. También es buen momento para hacer balance de lo que he conseguido en estos años y fijarme nuevos retos y objetivos.

Balance personal

En lo personal, creo que en estos años he logrado una estabilidad vital de la que puedo sentirme muy orgulloso. Desde que abrí el blog siendo aún un estudiante, he crecido hasta convertirme en un profesional cualificado, cumpliendo seguramente uno de los principales objetivos del blog (aprender y crecer). Después de todo este tiempo, he conseguido ejercer el oficio que me apasiona con dignidad y mantenerme en él, sin dejar de aprender y crecer como profesional en distintas facetas.

Por el camino he saboreado éxitos y fracasos, he vivido las alegrías y sinsabores del oficio, así como momentos con altibajos que te llevan a una montaña rusa emocional o rachas de estabilidad que llegan a hacerse mundanas y rutinarias. He podido participar en la traducción de productos audiovisuales que han saciado todas mis ambiciones profesionales, y también he tenido muchos encargos de esos que pasan sin pena ni gloria, pero que sirvieron para curtirme y, por supuesto, para pagar las facturas.

También he podido conocer a grandes colegas de oficio, con los que he compartido proyectos y buenas experiencias, y he participado en un montón de eventos importantes, como el ENETI 2014 (Soria), el VI Congreso Latinoamericano en Traducción e Interpretación (2016, Buenos Aires), el V Congreso SELM (2016, Sevilla), la CITA V de ATRAE (2018, Madrid) o la XI Semana de la TAV de la UJI (2018, Castellón), por citar algunos. De todos estos eventos y otros que no he mencionado guardo un grato recuerdo que espero siga ampliándose en el futuro.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Además, y aunque algunas de estas cosas sean materiales, he entrado en la treintena con pareja —que ha estado siempre a mi lado en todos estos años—, familia que me quiere, amigos —a los que veo menos de lo que me gustaría—, mi propia vivienda, mi propio vehículo y una economía saneada. 🙂

El blog

Como no puede ser de otra manera, el blog ha estado vinculado a todo lo que me ha ocurrido en la vida real en los últimos siete años. He tenido mucho que contar y lo he hecho (tanto cosas personales como profesionales). Generalmente porque me apetecía, porque aprendía cosas nuevas con las entradas que escribía, porque notaba que hacía aprender a los demás o porque me gustaba sentir que había gente ahí fuera leyendo mis inquietudes, dándome su apoyo o agradeciéndome los aportes, a pesar de la parte ególatra que pudiera tener este último aspecto.

Además, en algunos momentos el blog también ha tenido una carga emocional importante. Y es que, a lo largo de toda esta aventura, muchos han podido sentirse identificados con los distintos momentos vitales que he compartido en mis entradas. Y no es para menos, porque en estos años he contado cosas como:

Seguramente estas entradas sean las más personales del blog, por el hecho de que están basadas en vivencias reales en las que incluso pude coincidir con muchos lectores. 🙂

2013. Mi primera ponencia en el primer Traduemprende. Foto de Patricia Lluberas.

También ha habido muchas entradas de tipo didáctico, que creo que son las que al final han acabado atrayendo más visitas y han resultado más interesantes, como estas:

La mayoría de estas entradas las redacté en una época en la que aún estaba un poco verde (sobre todo las más antiguas, que datan de 2012/2013), aprovechando los conocimientos que había adquirido en distintos cursos de diseño y ofimática que tuve la oportunidad de hacer en la adolescencia. Es por eso que contienen erratas y, a día de hoy, pueden resultar algo anticuadas.

En cierto modo me sabe mal no haberle dado continuidad a estos aportes, pero a la vez me siento bien porque creo que en su día fueron buenos contenidos para los lectores y, al mismo tiempo, también para mí, ya que me ayudaron a mejorar mi faceta didáctica y a aplicar los conocimientos que fui adquiriendo en cursos y de manera autodidacta sobre enseñanza.

En definitiva, estas entradas me ayudaron, de algún modo, a convertirme en el docente que soy ahora.

2013. En un taller sobre técnicas de aprendizaje para docentes.

Otros proyectos ligados al blog

Además de las entradas anteriores, que llenan el grueso del blog, también he compartido por aquí muchos proyectos personales y profesionales, como Traduversia, una aventura que comencé hace ya cinco años con Pablo Muñoz (¡hace poco celebramos el aniversario!) y que ha superado todas las expectativas —al menos las mías—.  Allá por 2014 publiqué un artículo muy completo sobre cómo creamos un proyecto que, a día de hoy, sigue vivito y coleando (¡tenemos miles de alumnos de todo el mundo!). 😀

2014. Ya con barba… 😛 y con Pablo Muñoz. Socio, compañero y, por encima de todo, gran amigo.

Proyectos que se acaban

Lamentablemente, no todos los proyectos que he emprendido han sido tan exitosos como Traduversia. Pero creo que es justo dedicar unas líneas a los que se fueron quedando en el camino, pues sirven como muestra para que aquellos que leáis estas líneas veáis que no todo es éxito y que los fracasos o «retiradas a tiempo a la francesa» son muy necesarios para aprender y tener éxitos futuros.

En mi caso, el aprendizaje que me llevó a Traduversia pasó por otros proyectos previos como Software para traductores (posteriormente Softrad), una especie de Softonic para traductores que estuvo unos meses online, que posteriormente desembocó en Tools4Translation. Bien es cierto que ambos proyectos surgieron en el ámbito universitario y sin ánimo de lucro, pero no por ello dejan de ser pequeñas iniciativas que quedaron en el camino, pero que me permitieron aprender un montón.

Presentación de Tools4Translation en la UGR (2012).

Otro proyecto que emprendí más recientemente y con un planteamiento más profesional fue The Translation Show, un programa para YouTube que presenté y creé conjuntamente con el gran Damián Santilli y que logramos aguantar dos años a pesar de las múltiples dificultades experimentadas para sacarlo adelante (grabaciones a distancia, diferencia horaria, problemas técnicos con aplicaciones de videoconferencia y grabación, etc.). Todo siempre sin ánimo de lucro, por amor al oficio, el deseo de pasarlo bien y las ganas de compartir la experiencia con una persona tan especial, inteligente y enriquecedora como Damián.

Lamentablemente, la escasez de tiempo y dificultades me llevaron a optar por terminar un proyecto en el que pasé muy buenos ratos con Damián y con entrevistados muy interesantes de nuestro gremio, como Xosé Castro, Scheherezade Surià, Patrick Zabalbeascoa, Pablo Muñoz, Guillermo Parra y cía. Lo bueno es que los vídeos grabados quedarán ahí para siempre (o hasta que YouTube desaparezca), así que si no los has visto y tienes curiosidad, puedes verlos aquí. 🙂

2017. Con Damián, trabajando en la producción de uno de los vídeos de TTS.

Proyectos que siguen

ForoTraduversia

La vida es cambio constante y, en realidad, que haya escrito menos aquí no es más que una transición hacia otras cosas nuevas que han ido surgiendo de manera natural y que, como no puede ser de otra manera, espero que sean mejores que las pasadas. Es por eso que hace apenas unos meses Pablo Muñoz y yo creamos ForoTraduversia, un proyecto que ha nacido sobre la sólida base del proyecto de Traduversia y que pretende ser un foro profesional dedicado exclusivamente a traductores.

>> Ir a ForoTraduversia <<

ForoTraduversia es una apuesta muy decidida que he hecho en un momento en el que considero que las redes sociales no son el mejor lugar para dialogar y debatir de manera amplia y profunda sobre aspectos del oficio.

El proyecto, aunque va despacio, está funcionando bien y es por eso que hace un tiempo me vino a la cabeza la idea de que ForoTraduversia fuera, de algún modo, una mezcla entre lo que durante un tiempo fue este blog y lo que son las redes. Eso ha hecho que me anime a publicar varios hilos sobre los temas que más me han interesado últimamente, como por ejemplo:

Lo que más me gusta del foro es que es abierto y está ideado para interactuar con cualquier persona que desee participar, algo que me encanta. Al contrario que el blog, el foro es una invitación aún más directa a interactuar, compartir y aprender de manera conjunta entre todos, algo que me hace sentirme mucho más cómodo y me da pie a publicar y dejarme ver con más frecuencia con la que venía haciéndolo aquí.

Los podcasts de Traduversia

Otra de las iniciativas que he emprendido recientemente ha sido la de grabar con Pablo unos podcasts muy sencillos sobre temas que se nos van ocurriendo sobre la marcha y en los que puede intervenir cualquier colega, ya sea en formato audio o en formato texto. Esos podcasts los estamos publicando de vez en cuando también en ForoTraduversia y son una fórmula que hemos ideado para poder compartir ideas en ratos muertos en los que no hay tiempo de escribir pero sí se podría grabar un audio rápido.

Por ejemplo, creo que podrían interesarte:

>> Haz clic aquí para ir a los podcasts de Traduversia < <

Paralelamente a ForoTraduversia, también espero seguir publicando vídeos ocasionalmente en el canal de YouTube de Traduversia, en donde también podéis encontrar muchos vídeos formativos, análisis y consejos que he grabado en los últimos años sobre temas muy diversos, todos ellos de acceso libre.

Y, cómo no, me seguiréis teniendo en los cursos de Traduversia y, ocasionalmente, en mis redes, aunque las use cada vez menos.

Ideas para el futuro

A pesar de todo lo que te he contado, mis ganas de seguir aportando al gremio siguen estando ahí. Mi principal inconveniente es el de siempre en los últimos años: el tiempo. Actualmente la mayor parte la dedico a mis clientes, Traduversia y a las universidades en las que colaboro como docente externo. Eso me deja muy poco tiempo para otras cosas, incluso para mi vida personal que ya es de por sí ajetreada pese a vivir en un pueblo como Tomelloso, que es bastante tranquilo en comparación con grandes ciudades como Madrid, Barcelona o incluso Granada, mi ciudad de origen.

En las lagunas de Ruidera, escondite al que me suelo escapar un par de veces al año por su cercanía con Tomelloso.

Aun así, mi idea es mantenerme activo en ForoTraduversia, donde me podréis seguir leyendo y oyendo; y, en segundo plano, asomarme de vez en cuando por eventos profesionales, jornadas universitarias y talleres, bien como asistente o como docente, según se tercie. Relacionado con lo anterior, también me gustaría acercarme un poco más a los traductores y estudiantes manchegos que he ido conociendo en estos años, puesto que creo que tienen mucho que ofrecer.

También me atrae muchísimo el mundo de la investigación académica, así que no descarto animarme a publicar algún artículo si surge la ocasión y aparece la musa, como este que publiqué con Pablo Muñoz sobre la localización de videojuegos para dispositivos móviles. Tampoco descarto hacer el doctorado en algún momento del futuro, puesto que me encanta la docencia y me atrae la investigación —sobre todo en temas de TAV y localización—, pero no está entre mis prioridades actuales.

¿Entonces ya no vas a publicar aquí más?

Siendo sincero, reconozco que en estos meses se me ha pasado por la cabeza la idea de cerrar definitivamente el blog pero, tras reflexionar, he preferido darme una nueva oportunidad, reordenar prioridades y actividades de mi vida personal (he dejado varios proyectos personales en el último año para liberarme más) y trazar una nueva estrategia para seguir publicando aquí.

Por eso, no voy a cerrar el blog, sino que voy a replantearlo. Eso sí, mi intención es seguir publicando aquí de vez en cuando, pero no como antes. Sí que voy a intentar por todos los medios que no se repita este 2019 vacío de contenido aquí, y para ello, tras mucho pensar, he decidido publicar aquí de vez en cuando aplicando la siguiente estrategia de contenido:

  • Publicar entradas que sean de tipo anual (por ejemplo, las herramientas que más he usado en 2020, las aplicaciones que he descubierto en 2020, qué ordenador o móvil me compraría en 2020, cómo he renovado mi oficina en 2020, etc.). Estas entradas son «fáciles» de escribir y me permitirían traer contenido nuevo cada año.
  • Publicar alguna entrevista a colegas de oficio que me parezcan interesantes. Como decía, tengo curiosidad por conocer a colegas manchegos que no tienen una gran visibilidad en las redes pero que tienen mucho que aportar.
  • Publicar entradas que sean compilaciones de los recursos más relevantes que aparezcan en los hilos de ForoTraduversia. Sé que no todos estáis atentos al foro, por eso creo que puede estar bien usar el foro como laboratorio y sala de conversación, y posteriormente filtrar lo más interesante y traer el contenido que merezca más la pena para que se pueda consultar aquí fácilmente.
  • Publicar los vídeos y podcasts más interesantes que se publiquen en los canales de Traduversia. Así aquellos que lo deséeis podréis seguir viéndome y oyéndome desde el mismo blog, sin necesidad de salir a buscarme. 🙂
  • Si doy charlas o talleres, aprovecharé para publicar las presentaciones y recursos que utilice, siempre y cuando se me permita hacerlo y estime que tienen utilidad.

Todo esto, cuando pueda, sin agobios y sin sentirme presionado.

¿Qué cosas no voy a publicar o voy a reducir?

Como decía, cada vez se me hace más pesado hablar de mí y contar cosas personales. Es por eso que he decidido eliminar al máximo esa parte personal y darle prioridad a compartir cosas útiles (en realidad esa ha sido siempre la misión del blog). Por eso, no te preocupes si en esta entrada ves muchas valoraciones personales, porque de alguna manera esta entrada es el cierre/resumen de ese contenido (de ahí el título y todas estas reflexiones de cambio).

Además, he decidido que, en adelante, las entradas sean mucho más breves, para que así no me resulte tan laborioso generar el contenido y rebajar la presión de tener que crear siempre entradas infinitas y plagadas de recursos. Si he algo he aprendido del diseño gráfico, es que menos es más, así que espero que esta estrategia minimalista también me ayude a publicar algo más que antes.

Lo más destacado de estos años

Ya por último, y casi a modo de despedida de esa parte personal que digo que prefiero dejar a un lado, he querido darme el gusto de hacer una selección de los momentos más destacados de todos estos años. Pero para no dar mucho más la chapa, esta vez voy a dejar que las imágenes tomen el protagonismo. Así que aquí van, en orden cronológico, los momentos más destacados de estos años condensados en unas pocas imágenes.

2012. Día de la presentación de Tools4Translation en la FTI de la UGR rodeado de estudiantes, compañeros y colegas de proyecto.

2012. Heme aquí, imberbe y greñudo traductor en el día de mi graduación.

 

2013. Mi primera ponencia en TraduEmprende ante una sala abarrotada (Madrid).

2014. En Bilbao con colegas después de impartir mi primer taller de TAV. Me aguantaron como campeones y lo pasamos genial de pintxos.

2014. Ponencia sobre traducción para doblaje en las Jornadas de Orientación Profesional de la FTI de la UGR, mi alma máter (Granada).

2014. Ponencia sobre el proceso de doblaje en el ENETI2014, celebrado en Soria. Me lo pasé de lujo.

2015. En el Simposio Hispanoamericano de Traducción Especializada y Nuevas Tecnologías rodeado de grandes colegas (Buenos Aires).

2016. En el Congreso SELM dando una ponencia sobre localización de sitios CMS (Sevilla).

2016. Con Damián Santilli en la previa de la ponencia que di sobre DTP para traductores en el VI Congreso Latinoamericano en Traducción e Interpretación (Buenos Aires).

2017. Con mis alumnos de la Actualización en Nuevas Tecnologías de la Traducción de la Universidad de Buenos Aires.

2018. En la UJI con Laura Mejías Climent en la previa de una ponencia sobre orientación profesional en la XI Semana de la TAV (Castellón).

2018. En la CITA V de ATRAE con grandes colegas de oficio, entre ellos Pablo, en la mesa redonda sobre localización de videojuegos (Madrid).

2019. En el descanso de una clase presencial del Máster en Traducción Audiovisual del ISTRAD (Sevilla).

Mis mejores deseos para 2020

En primer lugar, gracias por llegar hasta aquí, porque soy consciente de que la entrada se pasaba de larga.

Me despido de este año deseando a todo el mundo un 2020 lleno de proyectos y condiciones laborales dignas, que en los tiempos que corren no es nada sencillo.

Gracias, también, a los que hayáis leído las entradas con toque personal de todos estos años. Espero que, pese al giro del blog, sigáis pasándoos por aquí de vez en cuando.

Ah, sometimes I grow so tired
But I know I’ve got one thing I got to do
Ramble on!


 

Seguimos en contacto

Recuerda. En adelante, nos seguimos leyendo, oyendo y viendo aquí: