Aunque estoy en Sevilla dando clases en el ISTRAD, he sacado un hueco para publicar el consultorio de esta semana. En esta ocasión, respondo a la pregunta de una seguidora que nos pregunta cómo podemos usar una memoria de traducción para traducir subtítulos. El tema es más complejo de lo que parece y un poco técnico, así que nada como los vídeos de Traduversia que incluyen capturas de pantalla y vídeos de apoyo para entender las cosas mejor.
La pregunta que nos plantea Agurtzane es la siguiente:
Hace ya unos años que trabajo en el mundo de la traducción. Utilizo Wordfast como herramienta. Pero, últimamente, me doy cuenta que cada vez nos están pidiendo más veces traducir subtítulos o scripts de videos. De momento, nos están haciendo llegar los documentos en word o en pdf. Pero me temo que pronto pasarán a la historia. ¿Qué tipos de herramientas debería tener en el punto de mira para utilizar en estos casos y cómo debería guardar los textos, para poder acceder a ellos como memoria de traducción? Mil gracias.
Agurtzane
Ahora que ya la has leído, ¡vamos con la respuesta!
¿Qué te ha parecido? ¿Se te ocurren más soluciones que las que propongo? ¿Utilizas herramientas TAO para traducir subtítulos? Te leo en los comentarios. Y recuerda que puedes trasladarnos tus preguntas también dejando un comentario o desde el formulario del consultorio de Traduversia. ¡Hasta la próxima!

Hoy respondo a una pregunta que me planteó Néstor Aponte en un comentario de un vídeo anterior. En el comentario, Néstor nos decía lo siguiente:

¡Hola, Rafa! ¡Excelente vídeo! Quería saber qué consejos tienes para hablar con un cliente sobre los pagos. Es un tema que, irónicamente, siempre me ha resultado peliagudo y sé que es asunto delicado para cualquier traductor. ¡Saludos!

Néstor Aponte

Pues bien, como en Traduversia somos todo oídos, nos hemos animado a grabar un vídeo sobre este tema tan delicado. ¿Te interesa? ¡Vamos a verlo!

Espero que el vídeo te haya gustado. No olvides dejar una pregunta en los comentarios o en el formulario del consultorio de Traduversia. Aunque ya tenemos varias consultas seleccionadas, tendremos muy en cuenta cualquier pregunta que nos hagáis llegar. Nada más, ¡os veo en Traduversia! 🙂

En el café de hoy quiero compartir contigo un símil que uso con bastante frecuencia en mis cursos y talleres: el símil del pastel. Se trata de un símil que uso para describir desde mi punto de vista el mercado de la traducción y para clasificar de una forma práctica a los profesionales que forman parte de él. Como digo en el vídeo, soy el primero al que no le gusta hacer este tipo de distinciones, pero hay momentos en los que viene bien hacerlas para reflexionar un poco. ¿Quieres saber de qué va? Pues vamos con el vídeo. 🙂

 

¿Qué te ha parecido? ¿Has dado con gente como la que describo en el vídeo? ¿Cuál es tu visión del mercado? Como siempre, me encantará leer tus comentarios. ¡Nos vemos en la próxima entrada! 🙂

Esta semana me ha dado la morriña y me he acordado del año que terminé la carrera y empecé a curtirme como traductor profesional. Y, al echar la vista atrás, he pensado en las cosas que ahora sé y que me hubiera gustado que alguien me hubiera contado en aquella época. De eso va el vídeo de hoy, de traduconsejos varios para traductores noveles y recién graduados como tú. ¿Te interesa? ¡Vamos a verlo!

 

¿Te han gustado los consejos? ¿Hay alguna cosa que te gustaría preguntar? ¡Deja un comentario! Y como siempre, te veo en Traduversia. 🙂