El próximo 31 de marzo impartiré un seminario online con AulaSIC sobre la «Gestión de proyectos de traducción con Adobe InDesign». Se trata de una oportunidad única para aquellos que queráis empezar a familiarizaros con el programa y aprender los aspectos más básicos para poder afrontar de inmediato encargos de traducción que requieran labores de maquetación con esta herramienta.

A lo largo del webinario, analizaremos aspectos como el funcionamiento básico de InDesign, los diferentes formatos de archivos de InDesign con los que suelen trabajar los maquetadores y las empresas, la compatibilidad de dichos archivos con herramientas de traducción asistida (TAO) y las tarifas que se suelen aplicar para este tipo de proyectos.

WebinarioInDesign

Si queréis ampliar información, podéis acceder a la página oficial que ha publicado AulaSIC con toda al información acerca del webinario.

Índice de la presentación:

  • Introducción
    • Sobre Adobe InDesign
    • Adobe InDesign en el mercado de la traducción
  • Formatos y compatibilidad
    • Formatos principales y cuestiones importantes de uso (para traductores)
    • Compatibilidad con herramientas TAO
  • Flujo de trabajo
    • Tipos de encargos y proyectos
    • Orden correlativo de tareas (workflow)
    • Consejos para mejorar el flujo de trabajo

Duración estimada: 1 hora

Lengua vehicular: español

Fecha: 31 de marzo

Horarios:

  • 17,30h a 18,30h – UTC +01 — Bruselas / Berlín / Paris / Madrid / Barcelona
  • 12,30h a 13,30h – UTC – 04 — Washington / New York / Montreal / La Paz
  • 09,30h a 10,30h – UTC – 07 — Vancouver / Seattle / San Francisco / LA

¿Se podrá ver en diferido? ¡SÍ! 🙂

Precio: 20€

¡Matriculaciones aquí!

Ayer por la tarde abrí Twitter y llegué hasta este artículo escrito por el mismísimo Antonio Muñoz Molina, en el que señala al doblaje como uno de los agentes responsables del desconocimiento de idiomas en España… y de parte de la tontuna de este país.

Así, sin más. Sin pensar en la cantidad de profesionales cualificados que trabajan dentro del doblaje: traductores, actores, directores, ajustadores, técnicos de sonido e imagen… Sin profundizar en el gran trabajo que hay detrás de la adaptación de un producto audiovisual para garantizar su calidad final. Sin mencionar las aportaciones que puede haber hecho el doblaje a este país en términos de difusión de lengua y cultura.

Todo esto me hizo reflexionar acerca de la concepción que tiene la sociedad en general acerca de lo que es el doblaje. Esta concepción, dicho sea de paso, no es precisamente buena, pero lo peor de todo es que se basa en muchos casos en comentarios y prejuicios completamente falsos que la gente entiende por hechos reales. Aquí van algunos:

  • «El doblaje es una mentira, un engaño para el espectador». Puedo comprender que haya gente que tenga la sensación de que, al ver un producto doblado, se estén perdiendo una parte importante de la actuación del reparto original. Principalmente, el audio, pues es el elemento que se sustituye o se solapa (en función de si la técnica es lip sync o voice over). No obstante, de ahí a decir que el doblaje es un engaño hay un trecho bastante grande. El doblaje, para bien y para mal, es una disciplina que siempre se ha mantenido en la sombra, al igual que ocurre con la traducción y los traductores. Al no ser una disciplina visible, es posible que muchos espectadores ni tan siquiera lleguen a plantearse la autenticidad del producto que están viendo, o que la pongan en entredicho sin conocimiento de causa. No obstante, todas las películas, series y programas tienen un apartado de créditos y en él, por lo general, se menciona a los profesionales que participan en el proceso de doblaje. No se engaña a nadie y desde hace un tiempo el espectador ya puede elegir si quiere o no quiere ver el producto doblado. Otra cosa distinta es que no se apueste por emitir productos en VOS o VOSE directamente en la televisión o en el cine, de lo cual son responsables los encargados de confeccionar las parrillas televisivas, o las personas que influyan en la decisión de qué programas se emiten y cómo se emiten. En cualquier caso, el doblaje es un arte, una técnica realmente complicada tras la cual hay un sector profesional completo que, con sus virtudes y sus defectos, hace posible la difusión de productos audiovisuales procedentes de otros países y grabados en otras lenguas.

Creditos

  • «Los subtítulos son mejores que el doblaje, porque así puedes ver la versión original y enterarte de todo». Este comentario, más que una realidad, es más bien una afirmación bastante discutible. Los subtítulos NO siempre pueden recoger todo lo que dicen los personajes de un producto audiovisual. El ojo humano, por más que nos duela, también tiene sus limitaciones y no puede leer más de un determinado número de caracteres por segundo. Esto provoca que los subtítulos, en muchos casos, tengan que sintetizar o, incluso, omitir parte de la información que dicen los personajes. Además, es realmente complicado enterarte de todo lo que ocurre en la pantalla si tienes que estar constantemente leyendo los subtítulos. En realidad, según mi experiencia, es más probable que un guion bien traducido contenga un porcentaje más elevado de la información que contiene un producto audiovisual. Con esto vengo a decir que los subtítulos también tienen sus defectos, al igual que ocurre con el doblaje.

CapturaMemeDoblaje

Lo que muchos piensan…

  • «El doblaje fue un invento del franquismo». Esta es una de las mayores aberraciones que he llegado a escuchar. El doblaje surgió mucho antes de que estallara la Guerra Civil en España. Tuvo su origen al final de la década de los años 20, época en la que se produjo el nacimiento del cine sonoro. Fue una de las alternativas (junto con la subtitulación y las versiones multilingües) que planteó la industria del cine para solucionar los problemas de adaptación que surgieron con el nacimiento de las películas sonoras, pues con anterioridad el cine era mudo y su adaptación no revestía tantos problemas. Bien es cierto que el definitivo asentamiento del doblaje llevaría todavía unos años, pero existió desde mucho antes. Otra cosa muy distinta es el uso que se hiciera del doblaje en España durante la época del franquismo en pro de la censura, pero ese es un tema aparte que no solo afectó a la televisión y al cine, sino también a los medios de comunicación, los libros o la música, por citar otros ejemplos.

chaplin

  • «El doblaje es uno de los principales responsables de que en España el nivel de conocimiento de otras lenguas extranjeras sea tan bajo». Esta es una de las premisas sobre las que se basa el artículo anterior. Como ya he mencionado anteriormente, el doblaje surgió tras el nacimiento del cine sonoro, y se planteó como respuesta al poco éxito que tuvieron las versiones subtituladas en ciertos países, entre ellos, España. Esto se debió a que no todo el mundo era capaz de leer los subtítulos que se proyectaban en aquella época, por lo que tuvieron que plantearse otras soluciones, como la grabación de versiones multilingües o la grabación de versiones dobladas, que fue la solución que finalmente tuvo éxito en muchos países del mundo. Teniendo esto presente, podemos afirmar que, gracias al invento del doblaje, muchos espectadores han podido tener acceso a productos audiovisuales que quizá no hubieran consumido si hubieran llegado de otro modo. En este sentido, el doblaje ha sido una herramienta fundamental para la difusión de la cultura de otros países durante muchas décadas y, por supuesto, en la actualidad, sigue siéndolo. Quizá las críticas deberían centrarse más en el sistema educativo español que, a fin de cuentas, creo yo, es (y debe ser) el principal responsable de esta cuestión.

relaxing cup

  • «Que los subtítulos no coincidan con el doblaje es sinónimo de que la película está mal traducida, mal doblada o ambas». De nuevo, estamos ante un comentario que suele hacerse sin conocimiento de causa. Como he comentado anteriormente, los subtítulos están sujetos a una serie de normas para garantizar su calidad y correcta legibilidad. Para ello, en muchas ocasiones es necesario realizar cambios en los subtítulos, bien resumiendo su contenido, bien tomando decisiones o estrategias diferentes a las que se toman durante el proceso de doblaje. En realidad, yo me atrevería a decir que el hecho de que los subtítulos y el doblaje no coincidan es buena señal, siempre y cuando no haya ninguna aberración o cambios en puntos importantes del guion.

SheldonSubs

Ejemplo de subtítulos extremadamente largos.

Como veis, la realidad es bien distinta a lo que muchas veces imaginamos, por eso no está de más informarse acerca de cuál es la realidad que hay detrás de unos buenos subtítulos o un buen doblaje. En realidad, ambas disciplinas llevan conviviendo juntas en este país desde su surgimiento, por lo que es un hecho irrefutable que han contribuido enormemente a la difusión de otras culturas e incluso a la asimilación de nuevos vocablos que actualmente forman parte del repertorio de nuestra lengua.

Una labor que, en mi opinión, más que críticas, merece elogios y poner a los profesionales que han pasado tantísimos años a la sombra en el lugar que se merecen. Por supuesto, eso no quita que no haya doblajes o subtítulos paupérrimos, o consecuencias lingüísticas como el caso del dubbese, pero no por ello hay que generalizar y quedarse exclusivamente con lo malo. Seamos justos. El doblaje y la subtitulación lo merecen.

subtitulos

 🙂

¡Hasta la próxima!

Ayer tuve la gran suerte de pisar de nuevo la Facultad en la que me licencié para dar una charla sobre traducción y doblaje con motivo del seminario sobre orientación profesional y emprendimiento. Fue una sensación extraña, pues cuando entré en el edificio no pude evitar sentirme como el alumno que fui en su momento. En realidad, tampoco había pasado tanto tiempo desde que me licencié, por lo que supongo que, en cierto modo, fue normal que me sintiera así. Cuando llegué, todo pasó muy deprisa. Tanto, que cuando quise darme cuenta, ya estaba sentado en el aula 15 delante de todos los asistentes.

Foto1

Al igual que en años anteriores, el aula 15 se llenó y no cabía ni un alfiler. De hecho, los más rezagados tuvieron que sentarse en unas sillas que estaban encima de la tarima desde la que di la charla, por lo que estuvieron prácticamente a mi lado. 😀

En cualquier caso, creo que la charla fue entretenida para los asistentes. Para empezar, hice un repaso general a mi trayectoria desde que salí de la facultad, con la esperanza de que mi experiencia pudiera resultarle útil a los estudiantes. Hablé de mi formación, del blog, de Tools4Translation y de cómo las redes sociales me ayudaron a conseguir mis primeras oportunidades como profesional.

Después, continué con una introducción básica sobre la traducción audiovisual. En realidad, esta introducción la confeccioné porque pensaba que en el nuevo plan de estudios del Grado en Traducción e Interpretación de la FTI no había ninguna asignatura relacionada con la traducción audiovisual, pero posteriormente me informaron de que esta especialidad se integró dentro de la asignatura cuatrimestral Traducción Multimedia (B5), en la que también hay una parte del temario dedicada a la localización. En cualquier caso, la introducción no estuvo de más, pues no todos estaban familiarizados con la TAV, ya que Traducción Multimedia es una asignatura optativa que no todos eligen cursar. En esta introducción, grosso modo, conté cómo surgieron la subtitulación y el doblaje e intenté compensar los desequilibrios que hay en las concepciones generalizadas sobre estas dos disciplinas que, aun con sus virtudes y sus defectos, están condenadas a convivir durante mucho tiempo y a acompañarnos en nuestro futuro profesional a los traductores audiovisuales.

Tras esto, analizamos en primera instancia los pasos que se dan en el proceso de doblaje, para posteriormente sumergirnos en el proceso de la traducción de guiones. Después, pasamos a una parte más práctica, en la que mostré a los asistentes varios guiones de ejemplo en versión original y versión traducida. Les enseñé a los alumnos cómo es mi espacio de trabajo, expuse las herramientas básicas que considero que todo traductor audiovisual debe dominar y di algunas recomendaciones generales sobre productividad y ergonomía.

Acto seguido, pasamos a la que fue quizá la parte más interesante de la charla: un apartado en el que analicé mediante ejemplos los problemas generales a los que nos enfrentamos los traductores audiovisuales cuando tenemos que traducir un guion para doblaje. Profundizamos en problemas como la oralidad, los cambios de registro, el humor o la traducción de canciones, entre otros. Para ello, proyecté varios vídeos de ejemplo tanto en versión original como doblada de series y documentales que yo mismo he traducido en los últimos meses, e intenté justificar algunas de las decisiones que tomé en su momento (errores incluidos :P).

El tiempo pasó volando y, cuando quise darme cuenta, ya iba siendo hora de cortar, por lo que apenas tuve tiempo de comentar los másteres, cursos y libros que incluí en la hoja que repartí entre los asistentes. En cualquier caso, no hubo problema, pues por suerte la información básica estaba ya por escrito y todos los asistentes pudieron llevársela a casa. Si alguno os quedasteis sin el papel, podéis descargar el documento en este enlace. Vais a ver que la información es breve y concisa, pero lo preferí así porque tampoco quería bombardearos con más material de la cuenta. 😛

Tras la charla, pude detenerme a hablar con profesores que me dieron clase cuando era alumno. Me hizo especial ilusión que acudieran Clara Inés López Rodríguez y Carlos J. Guerrero, pues Clara Inés me dio clase de Traducción General en segundo de carrera y Carlos de Traducción Literaria en cuarto. También acudieron otros profesores como Elena Alcalde, que este año imparte la asignatura de Edición y Maquetación para la Traducción (¡fue un placer conocerte!), o Christina Lachat, profesora de la asignatura de Traducción Multimedia de francés (¡gracias por venir!).

En resumen, fue una experiencia muy especial que no olvidaré nunca. Quiero aprovechar también esta entrada para mencionar y darle las gracias a Ángeles Quero, la Vicedecana de la Facultad, por haber apostado por mí para esta charla. Gestos así no se olvidan nunca. De momento, parece que las jornadas están siendo todo un éxito y buena parte del mérito le corresponde sin duda a ella.

Y sin más, me despido no sin antes recordaros que el próximo 11 de abril estaré en Bilbao para participar como docente en el I Encuentro de Traducción Audiovisual.

¡Hasta la próxima!


Llevo un tiempo reflexionando sobre cómo diversificar mi tiempo para ofertar más servicios a mis clientes y llenar mis horas de trabajo como autónomo. Dada la versatilidad y amplitud de conocimientos que solemos tener los profesionales de la traducción, son muchos los servicios que podemos abarcar: traducción, interpretación, docencia de idiomas… ¿Y qué más? A mí, en su momento, se me ocurrió que la maquetación y el diseño podían ser dos campos muy interesantes para un traductor por diferentes motivos:

4535

1. La maquetación es un servicio que se puede ofrecer bien para complementar un proyecto de traducción, bien como servicio independiente, pues son muchos los clientes y empresas que necesitan maquetar documentos para diferentes fines, sean traducciones o no.

hired

2. En el mercado profesional de la traducción, hay cada vez más empresas que buscan incorporar a especialistas en maquetación, sobre todo las grandes agencias. Solo tenéis que echarle un vistazo a las ofertas de empleo de empresas como Transperfect o SDL, por ejemplo, que llevan un tiempo ofertando puestos de DTP Specialists (aquí tenéis un ejemplo de lo que os hablo) o similares. Las pequeñas y medianas empresas de traducción, por el contrario, no suelen contratar a maquetadores, pero sí que valoran positivamente contratar a traductores con conocimientos de maquetación que puedan enfrentarse con soltura a encargos que requieran este tipo de labores, y al mismo tiempo están en contacto directo con profesionales autónomos que puedan satisfacer sus necesidades en esta materia.

freelancetranslator3. Los maquetadores y traductores autónomos son profesionales que generalmente desarrollan su trabajo desde su casa (o desde su oficina, si disponen de ella) en unas condiciones similares, si bien es cierto que los maquetadores utilizan herramientas especializadas muy diferentes que hay que aprender a manejar y, sobre todo, costear.

multilingue4. Uno de los mayores retos a los que puede enfrentarse un maquetador es la maquetación multilingüe. Es realmente complicado para un maquetador maquetar textos que están en idiomas que no domina, y más todavía si estos idiomas emplean grafías diferentes a la de su lengua nativa. Los traductores, por el contrario, estamos acostumbrados a consumir textos en diferentes lenguas, por lo que el grado de dificultad a la hora de acometer este tipo de trabajos puede ser mucho menor.

No obstante, bien es cierto que la maquetación es una especialidad que requiere unas destrezas y conocimientos que los traductores no poseemos de serie, ya que son muy pocas las universidades y centros de formación que ofertan asignaturas relacionadas con esta disciplina y aplicadas a la traducción.

Los cursos sobre uso de herramientas como InDesign o QuarkXpress suelen tener precios bastante elevados. No obstante, dado el panorama actual del mercado, creo personalmente que invertir en estos cursos puede ser una inversión muy rentable a largo plazo. Además, según mi experiencia, esta inversión se amortizaría de sobra con dos o tres proyectos de maquetación con una extensión de alrededor de 100 páginas, algo bastante asequible.

Yo, personalmente, he encontrado un gran cobijo dentro de esta especialidad y, para ser sincero, hace ya tiempo que se ha convertido en una de mis principales fuentes de ingresos, algo que me motiva a seguir trabajando en esta línea.

Así que, ya sabéis, si queréis ofrecer algo más que servicios de traducción, la maquetación puede ser una aliada perfecta para diversificar y poner en marcha la máquina de hacer billetes. Si queréis animaros a comentar sobre este tema, podéis dejar un mensaje más abajo, como siempre.

maquetacion2

¡Hasta la próxima!