¡Hola a todos! Hoy os traigo algo nuevo. Ya llevo un tiempo diseñando páginas web y sé que para un traductor hay ciertos aspectos que cuesta mucho trabajo perfilar correctamente. Uno de ellos es la localización de imágenes, pues es una tarea que requiere tener ciertos conocimientos de programas de edición de imágenes y gráficos.

Básicamente, localizar una imagen consiste en modificar y adaptar los textos o información que esta contenga sin que quede afectado el contenido y el diseño de la misma. Hay muchos programas con los que se puede llevar a cabo esta tarea. En mis entradas de software os he hablado de varios editores como Gimp, Inkscape o Photoshop. Yo tengo la suerte de disponer de Photoshop, que es el que utilizo normalmente y el que me saca de todos los aprietos.

Antes de nada, sea cual sea el encargo (traducción de una página web, de un programa/software, de un videojuego, etc.) recomiendo que hagáis una copia de los archivos que os envíen. De este modo podréis trabajar sobre los archivos ya copiados sin riesgo de perder los archivos originales. Puede sonar a perogrullada para los más experimentados, pero seguro que más de uno ha metido la pata en este sentido.

A la hora de localizar una imagen, principalmente se suelen dar estas dos situaciones:

  • Que el cliente tenga la imagen original en un archivo editable  (el formato dependerá del programa, normalmente en Photoshop es en formato .psd).
  • Que no tenga un archivo editable y te envíe una imagen en mapa de bits que tengas que editar manualmente (.jpg, .gif, .png, etc.).

En el primer caso la edición es muy sencilla. Simplemente abriremos la imagen en Photoshop y seleccionaremos el cuadro de texto correspondiente para editar su contenido.

photoshop1

photoshop2

photoshop3

Una vez finalizado el proceso de edición tendremos que guardar la imagen con el mismo nombre y en la misma carpeta. El procedimiento en otros programas como Gimp o Inkscape sería prácticamente el mismo, simplemente habría que localizar la herramienta para insertar o editar texto y hacer lo propio.

En el caso de que recibamos una imagen en mapa de bits, el proceso se complicará un poco, aunque con algo de habilidad y destreza se podrá llevar a cabo sin ningún problema.

Por ejemplo, imaginad que os encargan que traduzcáis un documento sobre el funcionamiento de un Scrum que incluye la siguiente imagen:

Scrum

Al no poder editar los textos utilizando el procedimiento anterior, tendremos que tirar de inventiva. Lo primero que tenemos que hacer es analizar la imagen. Observamos que tenemos dos textos sobre fondo blanco y cuatro que están introducidos en un bocadillo que tiene como fondo un degradado. Evidentemente, los textos más complicados serán estos últimos.

  • Para el primer tipo de texto el proceso será bien sencillo: una vez abierta la imagen en Photoshop, insertaremos un rectángulo blanco o utilizaremos la goma de borrar para eliminar los textos. A la hora de seleccionar el color, es recomendable utilizar la herramienta “Cuentagotas”, pues nos permitirá darle al rectángulo exactamente el mismo tono de color para borrar la imagen, de forma que no quedará ninguna marca. Para ello, una vez se abra el cuadro de diálogo para seleccionar el color, haremos clic en el fondo de la imagen para que el programa detecte y aplique automáticamente el color. Posteriormente, insertaremos el rectángulo sobre el texto. El siguiente paso será insertar el texto manualmente. Para ello seleccionaremos la herramienta “Texto Horizontal”. Es importante intentar buscar un tipo de letra que sea lo más parecido posible al original. En caso de no tenerlo claro, utilizaremos algún formato de letra estándar como Arial, Calibri o Times New Roman, que al ser los más utilizados le darán en cualquier caso un toque profesional. También habrá que probar con diferentes tamaños y una vez elegido el tamaño ideal, mantenerlo con el resto de textos para mantener un cierto rigor.

photoshop4

photoshop5

  • En el caso de los textos de los bocadillos, el procedimiento será similar. Aunque pueda parecer complicado, lo único que tenemos que hacer es borrar los textos insertando un degradado que sea lo más parecido posible al de la imagen original. No es necesario borrar los bocadillos y dibujarlos de nuevo, ni las flechas, ni nada por el estilo. Para crear un degradado igual tendremos que sacar partido de nuevo a la herramienta “Cuentagotas”, que se activa automáticamente cuando se abre el cuadro de diálogo para elegir el color deseado.

Los pasos para este proceso son los siguientes:

  1. Seleccionamos de nuevo la herramienta “Forma personalizada”, y elegimos la forma del rectángulo.
  2. Insertamos un rectángulo solapando uno de los bocadillos, pero procurando no salirnos ni tocar los bordes negros.
  3. Una vez insertado el rectángulo, haremos clic en Capa/Estilo de Capa/Opciones de Fusión…
  4. Cuando se abra el cuadro de diálogo, activaremos la función “Superposición de Degradado”.
  5. Una vez activada, hacemos clic en el recuadro donde nos aparece el degradado que se activa por defecto (normalmente será en blanco y negro). Al hacer clic, se abrirá un cuadro de diálogo donde podremos configurar el degradado.
  6. Después, seleccionamos el cuadrito de color ubicado en el lado izquierdo y le asignamos el color deseado. Para aplicar el mismo color al degradado, en el recuadro de la izquierda seleccionaremos el color en uno de los bocadillos, tomando la muestra de color de la parte superior del mismo (lo más cerca posible de la línea negra). En la parte de la derecha, haremos el mismo proceso, pero seleccionando el color de la parte inferior del bocadillo. Para finalizar,  activaremos la función de “Invertir”.
  7. Una vez configurado el degradado, hacemos clic en aceptar y observamos los cambios.

photoshop7

* Es posible que tengamos que modificar el tamaño del rectángulo para que no se quede ninguna marca. Para ello es recomendable ampliar el zoom y apurar los bordes al máximo. Para modificar el tamaño del rectángulo lo haremos haciendo clic en “Edición/Transformación libre”.

Una vez insertado el degradado insertamos el nuevo texto sobre el rectángulo. De nuevo elegiremos el mismo tipo de letra y tamaño que utilizamos para la edición de los textos anteriores, y controlaremos que todo quede lo más parecido posible al original. Repetiremos el proceso con el resto de bocadillos, y el resultado seguro que será muy parecido al que os muestro a continuación:

Scrum_traducida

Como veis, el resultado quizá no es perfecto, pero da bastante el pego. Si no os sale a la primera, tened paciencia, pues al principio es un poco difícil entender bien el funcionamiento del programa. Además, conforme vayais practicando iréis adquiriendo una mayor destreza y precisión con las diferentes herramientas.

Espero que el post os haya sido de utilidad, a mí me llevo mucho tiempo aprender a hacer este tipo de ediciones de manera adecuada. Gracias a ellas he podido localizar mi propia página web sin demasiado esfuerzo y ahorrando mucho tiempo. Si no disponéis de Photoshop, el procedimiento con Gimp e Inkscape es prácticamente igual, lo único que cambia es la ubicación de las herramientas, pero las que habrá que utilizar serán las mismas (rectángulo, edición de texto y degradado).

Os recuerdo que podéis saber más sobre todos estos programas en la sección del proyecto SofTrad e, incluso, si queréis practicar  el proceso, podéis descargar la imagen original de esta entrada y trabajar sobre ella.

Ala, ala, ¡a practicar se ha dicho! ¡Un saludo!

Vamos a ver, en su momento me pasé un montón de horas leyendo sobre subtitulación, accesibilidad, tarifas, mecanismos, y un largo etc. Todos estos aspectos son muy importantes pero llegados a cierto punto me pregunté… ¿Cómo demonios se subtitula? ¿Qué programas utilizo? ¿Cómo funcionan? ¿Qué es lo que hay que hacer exactamente?

Pues bien, con este post pretendo zanjar de una vez por todas todos esos interrogantes que, a los que todavía somos estudiantes, nadie se digna a dar una respuesta en rotundo. Seguramente se deberá a que es una tarea un poco complicada, o más bien rebuscada. Es difícil dar con los programas adecuados, sobre todo si queremos recurrir al software libre, y una vez das con ellos, entenderlos y aprender a manejarlos.

Yo empecé a subtitular por afición, cuando todavía ni tan siquiera había estudiado ni leído nada sobre teoría y práctica de la subtitulación. Simplemente busqué por mi cuenta hasta que di más o menos con lo que necesitaba. Con el tiempo, después de haber realizado algunas subtitulaciones más, he utilizado otros programas y después de haberlos comparado he sacado las siguientes conclusiones:

  • No todos los programas de subtitulación te permiten hacer lo que quieres.
  • No hay mucho donde elegir entre los programas de subtitulación y hay que saber adaptarse a ellos.
  • A la hora de realizar cuestiones más complicadas como dar color a los subtítulos, incrustarlos, o editar los vídeos, la tarea puede convertirse en una verdadera pesadilla.

PARTE 1: Proceso de subtitulación con editor de subtítulos

A la hora de subtitular un vídeo, a día de hoy, me gusta la siguiente combinación de programas:

Por un lado utilizo Aegisub como principal editor de subtítulos. En un principio utilizaba Subtitle Workshop porque, para ser sinceros, es quizá el editor de subtítulos más fácil de utilizar y el más cómodo de todos los que hay. Pero, en mi opinión, no ofrece tantas opciones y posibilidades como Aegisub. De todas formas, según el encargo que tenga, a veces utilizo un programa, o el otro, o ambos. Aunque normalmente suelo utilizar Aegisub.

¿Qué es lo mejor de Aegisub? Para mí, lo mejor que ofrece Aegisub es la posibilidad de trabajar con estilos de una forma muy similar a como lo hacemos en los procesadores de textos. Esto te da más facilidades a la hora de colorear textos, definir tamaños, seleccionar tipos de letra, etc. Otra cuestión importante es que Aegisub te permite ubicar cada subtítulo en la posición que quieras, lo cual te da una libertad considerable a la hora de tomar ciertas decisiones. Creo que es muy importante sentirse lo menos limitado posible cuando estás subtitulando porque, si ya de por sí es una tarea que conlleva ciertas limitaciones (número de caracteres máximo por subtítulos, velocidad de cada subtítulo, cumplimiento de normativas de accesibilidad, etc.) si el programa más que ayudarte, te perjudica, entonces vamos listos. Otro punto más a favor es el hecho de que el programa está en español.

Bien, eso nos lleva a la siguiente pregunta. ¿Cómo funciona?

Los que ya lleveis tiempo en esto, más o menos os lo podeis imaginar, incluso si no conoceis el programa. Básicamente el programa se divide en tres secciones:

Image

  • La primera sección está ubicada en la parte superior izquierda, y está reservada a la vista previa del vídeo con el que queramos trabajar, que podremos insertar a través de la barra de menús. (Vídeo/Abrir Vídeo).
  • Una vez se abre el vídeo, observamos que la parte superior izquierda queda reservada para el editor de texto. Esta es básicamente la sección donde pasaremos más tiempo trabajando. A través de los diferentes botones y comandos, el programa nos permite configurar todo lo referente al estilo de cada subtítulo. Si lo que queremos es trabajar con estilos (lo cual es muy recomendable), primero tendremos que abrir el administrador de estilos (Subtítulos/Administrador de Estilos…) y posteriormente, a través del cuadro de diálogo que se nos abre, configurar los estilos que deseemos añadir. Para crear un estilo, simplemente hay que hacer click en «Nuevo» (abajo a la izquierda), y se nos abrirá un nuevo cuadro de diálogo, el editor de estilos, donde podremos crear nuestro estilo personalizado. Simplemente hay que seleccionar el tipo de letra, los colores, el tamaño del texto, etc. Incluso ofrece la posibilidad de añadir un contorno una sombra a los subtítulos, lo cual da mucho juego para hacer que estos tengan una mejor visibilidad. Una vez configurado el estilo, habrá que hacer clic en aceptar, y en el cuadro de diálogo anterior (administrador de subtítulos), habrá que añadir el estilo nuevo a la lista de estilos seleccionándolo en la lista desplegable y haciendo clic en el comando «copiar a la secuencia actual». Por último, habrá que seleccionar el estilo creado en la lista desplegable del editor de texto (por defecto aparece un estilo con nombre «Default»). Una vez tengamos escrito nuestro subtítulo y tengamos decidido cuando queremos que aparezca, haremos clic en confirmar, y nuestro subtítulo se añadirá a la línea de tiempo.

Image

  • Finalmente, la sección inferior está dedicada por completo a la línea de tiempo del programa. En esta sección podremos configurar cuándo queremos que se visualicen los subtítulos que vayamos añadiendo. Para ello, simplemente hay que parar el vídeo en el instante en el que queramos añadir nuestro subtítulo, y a continuación hacer clic con el botón derecho del ratón sobre el área en blanco para seleccionar la opción deseada (seleccionamos la opción Insertar en posición del vídeo, después). También podremos insertar manualmente los minutos y los segundos en el editor de texto.

Una vez hayamos incluido todos los subtítulos, tendremos que guardar el subtítulo en formato .ass (Advanced Substation Alpha), que es el que nos va a permitir mantener toda la configuración que le hemos atribuido a cada subtítulo (Archivo/Guardar Como. Seleccionamos el formato, que aparecerá por defecto, nombramos el archivo, y aceptamos).

Parte 2. Visualizar o incrustar los subtítulos en el vídeo.

La segunda parte del proceso es la de incrustar o visualizar los subtítulos en el vídeo:

  • Si lo único que queremos es visualizar los subtítulos y no tenemos ningún interés en crear un archivo de vídeo en el que los subtítulos ya aparezcan insertados, entonces la mejor opción es utilizar un reproductor de vídeo que permita añadir una pista de subtítulos a la reproducción. De entre los reproductores a elegir, que son muchos, a mí me gusta VLC media player, que te permitirá insertar la pista de subtítulos haciendo clic en Vídeo/Pista de Subtítulos/Añadir/Seleccionar archivo. Lo bueno que tiene este reproductor es que es compatible con prácticamente todos los formatos (a día de hoy a mí no me ha rechazado ningún archivo).
  • Para crear un archivo nuevo de vídeo en el que ya aparezcan los subtítulos incrustados, en mi opinión el mejor programa es Avi ReComp. Una vez abierto el programa, para llevar a cabo la tarea tendremos que seleccionar el archivo de vídeo (deberá ser un archivo en formato avi) haciendo clic en Open Avi y seleccionando el archivo. A continuación seleccionamos el nombre del archivo de salida y, si queremos comprimir el vídeo, el nuevo tamaño que deseamos atribuirle (aunque es recomendable no comprimirlo demasiado). Una vez hecho esto, pasaremos a la siguiente pestaña (Additions), donde activaremos la casilla Enable/Disable Subtitles y haremos clic en Load Subtitles. Ahí seleccionaremos nuestro archivo y haremos click en aceptar. Por último, haremos click en la última pestaña (Queue), donde haremos click en «Add to Queue» y finalmente haremos click en «Start». El proceso llevará unos minutos, pero una vez finalizado podremos disfrutar de nuestro nuevo archivo.

ImageImageImage

No quiero finalizar sin recordaros que todos estos programas los teneis disponibles en la web de SofTrad, donde podreis descargarlos sin problema. Espero que os haya sido de utilidad el post.

Un saludo.

Este es el primer post que hago en este blog. Como podeis ver en el perfil, voy a hablar sobre temas de traducción en general y, sobre todo, sobre Traducción Audiovisual y Localización de Software y Videojuegos. A través de este blog espero compartir con vosotros mi trabajos y proyectos en estas materias, que de momento estoy realizando de manera ociosa y por amor al arte.

En la actualidad, también soy webmaster de una página web de recursos para traductores e intérpretes, titulada «Software para Traductores«, en la que he realizado una compilación de todos aquellos programas que he considerado útiles para realizar las diferentes labores de traducción que he tenido que llevar a cabo. A lo largo del blog también iré haciendo mención a este proyecto y a otros que paralelamente estoy iniciando.

Os invito a que le echeis un vistazo a la página. Gracias por estar ahí.