Mitos y prejuicios sobre la subtitulación y el doblaje

Ayer por la tarde abrí Twitter y llegué hasta este artículo escrito por el mismísimo Antonio Muñoz Molina, en el que señala al doblaje como uno de los agentes responsables del desconocimiento de idiomas en España… y de parte de la tontuna de este país.

Así, sin más. Sin pensar en la cantidad de profesionales cualificados que trabajan dentro del doblaje: traductores, actores, directores, ajustadores, técnicos de sonido e imagen… Sin profundizar en el gran trabajo que hay detrás de la adaptación de un producto audiovisual para garantizar su calidad final. Sin mencionar las aportaciones que puede haber hecho el doblaje a este país en términos de difusión de lengua y cultura.

Todo esto me hizo reflexionar acerca de la concepción que tiene la sociedad en general acerca de lo que es el doblaje. Esta concepción, dicho sea de paso, no es precisamente buena, pero lo peor de todo es que se basa en muchos casos en comentarios y prejuicios completamente falsos que la gente entiende por hechos reales. Aquí van algunos:

  • «El doblaje es una mentira, un engaño para el espectador». Puedo comprender que haya gente que tenga la sensación de que, al ver un producto doblado, se estén perdiendo una parte importante de la actuación del reparto original. Principalmente, el audio, pues es el elemento que se sustituye o se solapa (en función de si la técnica es lip sync o voice over). No obstante, de ahí a decir que el doblaje es un engaño hay un trecho bastante grande. El doblaje, para bien y para mal, es una disciplina que siempre se ha mantenido en la sombra, al igual que ocurre con la traducción y los traductores. Al no ser una disciplina visible, es posible que muchos espectadores ni tan siquiera lleguen a plantearse la autenticidad del producto que están viendo, o que la pongan en entredicho sin conocimiento de causa. No obstante, todas las películas, series y programas tienen un apartado de créditos y en él, por lo general, se menciona a los profesionales que participan en el proceso de doblaje. No se engaña a nadie y desde hace un tiempo el espectador ya puede elegir si quiere o no quiere ver el producto doblado. Otra cosa distinta es que no se apueste por emitir productos en VOS o VOSE directamente en la televisión o en el cine, de lo cual son responsables los encargados de confeccionar las parrillas televisivas, o las personas que influyan en la decisión de qué programas se emiten y cómo se emiten. En cualquier caso, el doblaje es un arte, una técnica realmente complicada tras la cual hay un sector profesional completo que, con sus virtudes y sus defectos, hace posible la difusión de productos audiovisuales procedentes de otros países y grabados en otras lenguas.

Creditos

  • «Los subtítulos son mejores que el doblaje, porque así puedes ver la versión original y enterarte de todo». Este comentario, más que una realidad, es más bien una afirmación bastante discutible. Los subtítulos NO siempre pueden recoger todo lo que dicen los personajes de un producto audiovisual. El ojo humano, por más que nos duela, también tiene sus limitaciones y no puede leer más de un determinado número de caracteres por segundo. Esto provoca que los subtítulos, en muchos casos, tengan que sintetizar o, incluso, omitir parte de la información que dicen los personajes. Además, es realmente complicado enterarte de todo lo que ocurre en la pantalla si tienes que estar constantemente leyendo los subtítulos. En realidad, según mi experiencia, es más probable que un guion bien traducido contenga un porcentaje más elevado de la información que contiene un producto audiovisual. Con esto vengo a decir que los subtítulos también tienen sus defectos, al igual que ocurre con el doblaje.

CapturaMemeDoblaje

Lo que muchos piensan…

  • «El doblaje fue un invento del franquismo». Esta es una de las mayores aberraciones que he llegado a escuchar. El doblaje surgió mucho antes de que estallara la Guerra Civil en España. Tuvo su origen al final de la década de los años 20, época en la que se produjo el nacimiento del cine sonoro. Fue una de las alternativas (junto con la subtitulación y las versiones multilingües) que planteó la industria del cine para solucionar los problemas de adaptación que surgieron con el nacimiento de las películas sonoras, pues con anterioridad el cine era mudo y su adaptación no revestía tantos problemas. Bien es cierto que el definitivo asentamiento del doblaje llevaría todavía unos años, pero existió desde mucho antes. Otra cosa muy distinta es el uso que se hiciera del doblaje en España durante la época del franquismo en pro de la censura, pero ese es un tema aparte que no solo afectó a la televisión y al cine, sino también a los medios de comunicación, los libros o la música, por citar otros ejemplos.

chaplin

  • «El doblaje es uno de los principales responsables de que en España el nivel de conocimiento de otras lenguas extranjeras sea tan bajo». Esta es una de las premisas sobre las que se basa el artículo anterior. Como ya he mencionado anteriormente, el doblaje surgió tras el nacimiento del cine sonoro, y se planteó como respuesta al poco éxito que tuvieron las versiones subtituladas en ciertos países, entre ellos, España. Esto se debió a que no todo el mundo era capaz de leer los subtítulos que se proyectaban en aquella época, por lo que tuvieron que plantearse otras soluciones, como la grabación de versiones multilingües o la grabación de versiones dobladas, que fue la solución que finalmente tuvo éxito en muchos países del mundo. Teniendo esto presente, podemos afirmar que, gracias al invento del doblaje, muchos espectadores han podido tener acceso a productos audiovisuales que quizá no hubieran consumido si hubieran llegado de otro modo. En este sentido, el doblaje ha sido una herramienta fundamental para la difusión de la cultura de otros países durante muchas décadas y, por supuesto, en la actualidad, sigue siéndolo. Quizá las críticas deberían centrarse más en el sistema educativo español que, a fin de cuentas, creo yo, es (y debe ser) el principal responsable de esta cuestión.

relaxing cup

  • «Que los subtítulos no coincidan con el doblaje es sinónimo de que la película está mal traducida, mal doblada o ambas». De nuevo, estamos ante un comentario que suele hacerse sin conocimiento de causa. Como he comentado anteriormente, los subtítulos están sujetos a una serie de normas para garantizar su calidad y correcta legibilidad. Para ello, en muchas ocasiones es necesario realizar cambios en los subtítulos, bien resumiendo su contenido, bien tomando decisiones o estrategias diferentes a las que se toman durante el proceso de doblaje. En realidad, yo me atrevería a decir que el hecho de que los subtítulos y el doblaje no coincidan es buena señal, siempre y cuando no haya ninguna aberración o cambios en puntos importantes del guion.

SheldonSubs

Ejemplo de subtítulos extremadamente largos.

Como veis, la realidad es bien distinta a lo que muchas veces imaginamos, por eso no está de más informarse acerca de cuál es la realidad que hay detrás de unos buenos subtítulos o un buen doblaje. En realidad, ambas disciplinas llevan conviviendo juntas en este país desde su surgimiento, por lo que es un hecho irrefutable que han contribuido enormemente a la difusión de otras culturas e incluso a la asimilación de nuevos vocablos que actualmente forman parte del repertorio de nuestra lengua.

Una labor que, en mi opinión, más que críticas, merece elogios y poner a los profesionales que han pasado tantísimos años a la sombra en el lugar que se merecen. Por supuesto, eso no quita que no haya doblajes o subtítulos paupérrimos, o consecuencias lingüísticas como el caso del dubbese, pero no por ello hay que generalizar y quedarse exclusivamente con lo malo. Seamos justos. El doblaje y la subtitulación lo merecen.

subtitulos

 🙂

¡Hasta la próxima!

Rafael López Sánchez

Rafael López Sánchez

Traductor profesional (EN/IT>ES) especializado en traducción audiovisual, localización, diseño y maquetación. He traducido series, películas y documentales emitidos en cine, televisión y canales de Internet. Imparto cursos online sobre mis especialidades en Traduversia y participo como ponente en congresos y eventos de traducción.
Rafael López Sánchez
Opt In Image

¡APÚNTATE GRATIS AL CURSO «HERRAMIENTAS PARA LA LOCALIZACIÓN Y LA TRADUCCIÓN AUDIOVISUAL»!

Esto es lo que obtendrás si te apuntas:

  • Acceso gratuito e inmediato al curso
  • Cupones de descuento para matricularte en nuestros cursos a precio reducido
  • Información inmediata y exclusiva sobre nuestros nuevos cursos y ofertas
  • Un correo semanal con lo último del blog de Traduversia

 

Y además, aprovecha este cupón exclusivo para lectores de Jugando a traducir. 😉

Cupon-JaT-Blanco-01

¡Deja un comentario si te ha gustado la entrada!

30 comentarios
  1. Juanma Regalado
    Juanma Regalado Dice:

    Aunque llegue algunos meses tarde desde que se publicó esta entrada tengo que decirte, Rafael, que me has abierto bastante los ojos en este aspecto. Era bastante consciente de los pros y contras de la subtitulación y el doblaje pero, como bien dices, su valor para la transmisión de otras culturas es incalculable. Hace un tiempo yo era uno de esos “haters” que solo echaba pestes del doblaje sobre todo. Ahora, por diversas causas, estoy en una posición más intermedia y entradas como esta están casi haciendo que me decante en su favor.

    Resumiendo: Me ha encantado esta entrada, no por la descripción tan detallada de las aportaciones culturales tanto de subtitulación como de doblaje, sino también por ese gran repaso histórico que has hecho, ¡Chapeau!

    Responder
  2. teneisqueverfaith
    teneisqueverfaith Dice:

    Me encanta esta entrada, gracias por existir. No estoy en contra de los subtítulos, eso sería una estupidez, no es una cuestión de tigres y leones. El que quiera leer y disfrutar de las voces originales, bieeen, pero el que quiera escuchar un buen doblaje también bieeen. De hecho, a mí me gustan las series asiáticas y me gustaría poder doblarlas y acercarlas al gran público. Mirar el careto de esos actorazos (sí, a mí me gusta mucho cómo actúan) en vez de estar leyendo, porque los hay que sí, pero yo de coreano o japonés no pillo ná, soy una poca inculta. Por cierto, llamadme friki, pero a mí me gustaba oir las paridas inventadas por la adaptación del Príncipe de Bel Air, ¿es más fiel decir cosas que los jovenzuelos de la época no habríamos entendido de la boca de nuestro colegui Will Smith? “Ahora escucha la historia de mi vida, como el destino cambió mi movida…” eso es arte.

    Responder
  3. Amanda
    Amanda Dice:

    Yo veo todas las series y películas dobladas al castellano, y solo cuando soy muy muy fan de una serie veo algunos capítulos en VO, y siempre pido paz entre ambas partes, porque no entiendo que haya que imponer nuestra opinión sobre los demás. Yo opino que ambas están bien y respeto a quien solo le gusta una, pero no entiendo que tenga que criticar la otra parte y a la gente que lo apoya.

    Además de esto, siendo más subjetiva, hay actores de doblaje con voces super sexys a los que no podría dejar de escuchar nunca, ni por todas las VOS del mundo, como son Iván Muelas y David Robles.

    Responder
  4. amrikgp
    amrikgp Dice:

    Me quito el sombrero virtual 🙂 No tengo muy claro lo de que “todas” las películas lleven la información del doblaje en los créditos, por lo menos no en el cine, pero con todo lo demás estoy más que de acuerdo.

    Saludos.

    Responder
  5. IVAN ESPEJO GUZMAN
    IVAN ESPEJO GUZMAN Dice:

    No estoy de acuerdo en todo lo que se dice en este artículo. Estoy de acuerdo en que el trabajo del doblaje no se debe desprestigiar y hay que deberle un respeto, pues hay un trabajo profundo de dirección de actores, técnicos de sonido etc. En mi opinión el doblaje ha permitido a mucha gente poder disfrutar de muchísimo arte audiovisual (cine, series, documentales). Ha sido y sigue siendo un puente cultural, pues sirve para que a muchísima gente llegue a ver con facilidad lo que de otra forma no podría. Por lo tanto es una herramienta que expande la cultura. Pero por otro lado, a cualquier persona que mínimamente disfrute del cine (sea en inglés, chino o árabe). Va a terminar viendo la versión original, porque hay que admitir que por muy bien que se doble se pierde la magia real que ha dado el director al material (distancia y realidad de la escena, acting, drama, y por supuesto sonido original). Es como ver en una exposición un cuadro con un montón de posits y notas encima que te ayudan a entender el cuadro, o solo te dejaran ver la versión “comic” del cuadro… Además de que se sabe que en el doblaje español se hacen auténticas barbaridades en las adaptaciones, pongo ejemplos comerciales: Will Smith mencionando en el príncipe de Bel Air a Ramoncín… en la película School of Rock Dani Martin destrozando literalmente la actuación de Jack Black, en Big Bang Theory a Kotrapali le traducen sin acento Indú…. y mil cosas mas que hacen que pierda todo su esencia…
    Ejemplos mas culturales: no se puede ver doblado Malditos Bastardos de Tarantino, Bailando en la Oscuridad de Las Von Trier, Scarlet Johanson en Her, Daniel Day Lewis en Pozos de Ambición o en el Nombre del Padre, Y Breaking Bad? Traducida pierde el 50% de la serie… cualquiera que la haya visto traducida y en original lo sabe…

    ¿veis AIDA? No dejo de reirme con cualquiera de sus personajes… pero si los doblaras…. en conclusión, es maravilloso que exista esa herramienta, pero hace que la gente se acomode y se pierda la esencia “real” de lo que tiene delante. Ver doblado es elegir enterarte fácilmente y no luchar por descubrir el arte de la pieza (si es que te interesa de verdad lo que estas viendo y quien lo hace). La primera persona que va a defender la versiones un buen actor de doblaje amigos…

    Responder
  6. Alex
    Alex Dice:

    Hola Rafael:

    Nos ha parecido muy interesante tu artículo, en especial la argumentación en la que basas la defensa de un trabajo llevado a cabo por profesionales y que pocas veces es reconocido como se merece.

    El tema del reconocimiento profesional en el campo de la traducción, la interpretación, etc. es una de las asignaturas pendientes de una sociedad que está muy acostumbrada a pensar que, cuando no se ve al autor, la obra surge de la nada y sin esfuerzo.

    Te invito a que visites nuestro blog, seguro que encuentras artículos que son de tu interés.

    Un saludo y enhorabuena por el artículo.

    Alex y el equipo de Ontranslation.

    Responder
  7. davidabadú
    davidabadú Dice:

    Enhorabuena por el artículo, Rafael.

    Sobre la cuestión del aprendizaje de idiomas como argumento para defenestrar el doblaje, apuntar simplemente que llevo la friolera de 27 años corrigiendo guiones de doblaje en catalán. Por mis manos, ojos y oídos han pasado más de 1.500 películas y varios miles de documentales, series, dibujos animados, etc., el 90% de ellos en inglés. Haciendo un cálculo a la baja, son más de 25.000 horas de versión original en vena, dedicándole una atención profesional (no como cuando ves la tele en el sofá con unas palomitas). Y a pesar de todo, mi nivel de dominio del inglés sigue siendo bastante regular, lo que me lleva inexorablemente a una conclusión: soy un perfecto imbécil.

    Gracias.

    Responder
    • Rafael López Sánchez
      Rafael López Sánchez Dice:

      ¡Gracias, David!

      Efectivamente, cuando empiezas a contabilizar las horas de trabajo que hay detrás de cada doblaje, te das cuenta de que es una labor que lleva muchísimo tiempo y esfuerzo.

      Como dices, es muy fácil criticar desde el otro lado de la pantalla como espectador, pero luego la realidad es bien distinta.

      Quizá seamos un poco imbéciles, como dices, pero a la hora de la verdad disfrutamos con nuestro trabajo. Y eso es lo que importa a fin de cuentas.

      ¡Un saludo y mucho ánimo!

      Rafael

      Responder
      • davidabadú
        davidabadú Dice:

        Rafael, lo de imbécil lo decía por mi, al ser incapaz de hablar inglés como un nativo después de veintitantas mil horas de VO, ya que, según dicen algunos, los idiomas se aprenden solos a base de ver las pelis con subtítulos.

        Lo de ser imbéciles por disfrutar como locos de nuestro trabajo ya me parece más discutible, però bueno, tampoco lo descarto. 😉

        Responder
  8. itsjsdi
    itsjsdi Dice:

    No se está teniendo en cuenta que, con el nacimiento del cine sonoro, el nivel de analfabetismo existente en España era muy grande, razón por la que la subtitulación no tuvo éxito. La gente no sabía leer y una gran parte de los que sí sabían, lo hacían a una velocidad mucho más baja que la sucesión de escenas. Si las productoras querían vender sus películas, sólo quedó el doblaje. Téngase también en cuenta que el público de esas películas dobladas no era solamente España, sino todo el territorio latinoamericano, donde el analfabetismo todavía sigue siendo grande en muchas regiones.

    Responder
    • Rafael López Sánchez
      Rafael López Sánchez Dice:

      ¡Hola!

      Muchas gracias por tu aportación. En realidad, si lees atentamente el cuarto punto del artículo, podrás comprobar que sí he mencionado este asunto:

      «Esto se debió a que no todo el mundo era capaz de leer los subtítulos que se proyectaban en aquella época…»

      No profudincé más en el tema del analfabetismo para no alargar demasiada la entrada, pero básicamente es a eso a lo que me estaba refiriendo.

      Con respecto a la referencia de los territorios latinoamericanos, estoy completamente de acuerdo contigo, aunque en un principio yo me refería sobre todo a España. No obstante, está bien tenerlo en cuenta.

      De nuevo, gracias por tu aportación.

      ¡Un saludo!

      Responder
  9. Rafael López Sánchez
    Rafael López Sánchez Dice:

    Hola, Claus:

    No hay regla de tres para decidir, pues a fin de cuentas se trata de una cuestión personal. El problema surge cuando se utilizan argumentos infundados o se critica erróneamente creando una concepción equivocada de estas disciplinas, que se merecen todo el respeto por su gran trayectoria, que viene ya de lejos.

    Un saludo y gracias por comentar.

    Responder
  10. Claus
    Claus Dice:

    A mi me parece un trabajo digno de admiración y muy divertido. No es fácil doblar.
    Claramente, luego hay doblajes buenos y malos, guiones doblados buenos y malos…también hay versiones originales buenas y malas, digo yo. Pero es cierto que siempre está bien ver la versión original, por que sí que hay frases que cambian completamente su significado y yo que sé, tiene su gracia…
    No creo que haya una regla general para estas cosas, yo hay pelis que prefiero en versión original, y pelis que prefiero en versión doblada. Creo que en esto también influye el hecho de que ahora las series están en internet y salen antes en versión original, y hay algunas a las que te acostumbras a la VO y no hay quien escuche la versión doblada…es cuestión de costumbre.

    Responder
  11. TraducArte
    TraducArte Dice:

    Reblogueó esto en TraducArtey comentado:
    Una magnífica explicación sobre por qué los prejuicios sobre el doblaje, como tales, muchas veces son totalmente infundados. Por ejemplo, ¿el doblaje es el culpable de nuestro nivel de inglés? Y, entonces, ¿qué pasa con Alemania, muy por encima de España aunque también es un país doblador?

    Responder
  12. Carolina
    Carolina Dice:

    ¡Excelente entrada, Rafael! Es muy cierto lo que dices. Todos estos prejuicios se originan en el desconocimiento de todo lo que hay detrás de estas modalidades. Recuerdo que siendo pequeña también creía que con el doblaje se perdía información. Luego me formé como traductora y empecé a meterme en el mundo de la subtitulación y el doblaje; fue entonces cuando entendí las limitaciones y las dificultades de esta labor y comencé a apreciar y a ver con otros ojos las versiones dobladas. Si bien prefiero los subtítulos (por que entiendo inglés y mi vista aún es buena), comprendo que sin el doblaje mucha gente no podría disfrutar del cine y la televisión. Todo mi respeto y admiración a aquellos que dan lo mejor de sí para que los productos audiovisuales lleguen a mas personas. Cariños desde Argentina.

    Responder
    • Rafael López Sánchez
      Rafael López Sánchez Dice:

      ¡Gracias, Carolina!

      Has dado en la tecla. Muchas veces la gente critica sin saber realmente cuál es la realidad que hay detrás de lo que se está criticando. A mí me pasó algo parecido a lo que comentas. Yo también tenía mis prejuicios, pero a base de leer y formarme en esta materia pude darme cuenta de lo equivocado que estaba.

      Un saludo y gracias por tu comentario.

      Rafael López

      Responder
  13. dsfgsdfg
    dsfgsdfg Dice:

    Me ha recordado a los críos que están convencidos de que van a aprender japonés a base de ver anime subtitulado. La misma lógica.

    Responder
  14. andreapenalver
    andreapenalver Dice:

    Muy bueno tu post. Es un tema difícil de abarcar sin que se te echen encima… Esa gente que se queja tanto del doblaje porque estropea la versión original se contradicen un poco defendiendo los subtítulos cuando por la misma regla de tres manchan la imagen (que es lo más importante en el cine…). Yo también escribí en mi blog un post sobre este tema, te lo dejo por si te interesa: http://andreapenalver.wordpress.com/2013/11/25/doblaje-vs-subtitulos-la-guerra-de-los-casi-100-anos/

    Te sigo leyendo, muy interesante tu blog =)

    Responder
    • Rafael López Sánchez
      Rafael López Sánchez Dice:

      ¡Hola, Andrea!

      Gracias por tu comentario. Tomo nota de tu blog e intentaré leer la entrada cuando ande un poquito más desahogado. La he ojeado por encima y la verdad es que tiene buena pinta. ¡Ya te contaré!

      ¡Un saludo! 🙂

      Responder
  15. Isa Ruano
    Isa Ruano Dice:

    Estoy totalmente de acuerdo contigo sobre que hay mucho desconocimiento de la profesión y estoy harta de oír los típicos comentarios de que debería desaparecer el cine doblado porque “se pierden los matices de la actuación”. Siempre he dicho que si es un idioma que desconoces totalmente (p. ej., japonés) es imposible que seas capaz de distinguir ningún matiz. Es cierto que gracias al doblaje el cine ha podido llegar a muchos más españoles si tenemos en cuenta las tasas de analfabetismo que ha habido en determinadas épocas, incluso ahora. Además, siempre he estado en desacuerdo con que por ver películas dobladas el nivel de idioma de este país es pésimo, no creo que tenga nada que ver. Yo veo películas dobladas y soy traductora, en cambio mi hermano ve muchas series subtituladas y tiene un nivel de inglés bastante regular.

    Responder
    • Rafael López Sánchez
      Rafael López Sánchez Dice:

      ¡Hola, Isa!

      Gracias por tu comentario. Yo también consumo muchos productos doblados y hace tiempo que aprendí a valorarlos. Es realmente complicado conseguir que un producto extranjero luzca bien en su versión traducida. No podemos olvidar que detrás de eso hay un gran trabajo y un gran núcleo de profesionales que merecen un mayor respeto por parte de la gente.

      Lo dicho, mitos fuera. 🙂

      ¡Un saludo!

      Rafa

      Responder
    • César (@Csar40137203)
      César (@Csar40137203) Dice:

      Gracias a esta clase politica tenemos un sistema educativo bastante mejorable ,cosa que en el norte de Europa no pasa .Creo que echar la culpa al doblaje de que no hablemos idiomas es una de las mayores tonterías que he oido .Yo creo en la libertad y que cada uno veo lo que quiera como le de la gana ,no se debe prohibir el doblaje ni imponer la V.O.S.E ,si durante la dictadura se impuso la obligatoriedad del doblaje ,que ahora no se imponga la V.O.S.E ,libertad antetodo

      Responder

Trackbacks y pingbacks

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

¡Deja tu comentario y comparte tu opinión! Recuerda ser constructivo en la medida de lo posible. :P

Loading Facebook Comments ...