Los doblajes y traducciones de mi vida

Es de bien nacidos ser agradecidos y, llegados a este punto, me doy cuenta de que no lo he sido lo suficiente. ¿Por qué? Por inconsciente. Estoy seguro de que los que leéis estas líneas ya sois conscientes de la constante penumbra en la que vivimos los traductores y en la que vive el doblaje, pero hubo una época en la que no lo fuimos: la infancia.

Desde que éramos pequeños hemos crecido viendo nuestras series favoritas de dibujos animados que, por supuesto, estaban dobladas y traducidas al español. Aún puedo recordar aquellas mañanas de fin de semana en las que a veces me levantaba incluso más temprano que para ir al colegio durante los días de semana para poder ver los programas infantiles del momento, como Megatrix, Club Disney o la Banda del Sur, en los que emitían series como Chicho Terremoto, traducida por Xosé Castro y cuyo doblaje fue dirigido por Ángel Sacristán; Punky Brewster, con José Ángel Juanes como director de doblaje; Bola de Dragón, traducida por Ivars Barzdevics y con Ángeles Neira como directora de doblaje; Los Simpsons y Futurama, traducidos por María José Aguirre; Doraemon, traducida por Daruma; Pokémon, traducida por Rosa María Pérez y con Amparo Valencia como directora de doblaje; La Banda del Patio, traducida por Darryl Clark y con el doblaje a cargo de Marta Tamarit; Power Rangers, traducidos por Ángeles Aragón; Charlie Brown y Snoopy, traducida por Alicia Losada y doblada bajo la dirección de José Luis Ángulo; o Rugrats, cuya traductora fue Virginia Almarcha y con la dirección de doblaje a cargo de Amelia Jara.

seriesdibus

Ya como adolescente, comencé a ver las series típicas de la edad. Por aquella época se emitían series como Yo y El Mundo, traducida por Kenneth Post y con el doblaje a cargo de Mari Luz Olier; Los Problemas Crecen, traducida por Quico Rovira-Beleta; Blossom, traducida por Elena Rufas; El Príncipe de Bel-Air, traducida por Francis Dumont; Sabrina, Cosas de Brujas, traducida por Ángeles Aragón; o Dawson Crece, con el doblaje a cargo de Cecilia Santiago.

Creo que es justo rendirles a todos ellos un merecido homenaje, pues fueron ellos quienes, gracias a sus palabras y sus traducciones, nos han alegrado y entretenido durante mucho tiempo y, al mismo tiempo, nos han inculcado los valores y las enseñanzas que gracias a todas esas series pudimos adquirir. Y, lo mejor de todo, es que muchos todavía siguen haciéndolo con series nuevas que vemos casi a diario y que también nos sirven de inspiración.

Y es que, en la actualidad, disfruto mucho viendo series como Castle, traducida también por Kenneth Post; Cómo Conocí a Vuestra Madre y The Big Bang Theory, cuyas primeras temporadas fueron traducidas por Alfredo Mañas y con la dirección de doblaje a cargo de Santiago AguirreFriends, también traducida por Darryl Clark, siendo Santiago Cortés el director de doblaje; Aquellos Maravillosos 70, traducida por Óscar Palmer; Padre de Familia, serie traducida por Elena Rufas; Downton Abbey, traducida por Carmen Piquer y con Manuel García Guevara como director de doblaje o Dexter, traducida por Esperanza García y con la dirección del doblaje a cargo de Eduardo Gutiérrez, si bien todas estas series ya he podido disfrutarlas viéndolas en VO y VOS, aunque siempre hay algunos capítulos que es inevitable verlos doblados al español (sobre todo si los pillamos en la tele).

Desde aquí, gracias a todos por haberme trasladado las palabras de aquellos grandes personajes que han marcado toda mi infancia y un buen trecho de mi vida.

Y, para los más nostálgicos, aquí van las intros de algunas de las series que he comentado en la entrada:

 Chicho Terremoto

 Punky Brewster

Bola de Dragón

Power Rangers

Campeones (Oliver y Benji)

Rugrats

Pokémon

La Banda del Patio

Charlie Brown y Snoopy

Blossom

Yo y El Mundo

¡Hasta la próxima!

Rafael López Sánchez

Rafael López Sánchez

Traductor profesional (EN/IT>ES) especializado en traducción audiovisual, localización, diseño y maquetación. He traducido series, películas y documentales emitidos en cine, televisión y canales de Internet. Imparto cursos online sobre mis especialidades en Traduversia y participo como ponente en congresos y eventos de traducción.
Rafael López Sánchez
Opt In Image

¡APÚNTATE GRATIS AL CURSO «HERRAMIENTAS PARA LA LOCALIZACIÓN Y LA TRADUCCIÓN AUDIOVISUAL»!

Esto es lo que obtendrás si te apuntas:

  • Acceso gratuito e inmediato al curso
  • Cupones de descuento para matricularte en nuestros cursos a precio reducido
  • Información inmediata y exclusiva sobre nuestros nuevos cursos y ofertas
  • Un correo semanal con lo último del blog de Traduversia

 

Y además, aprovecha este cupón exclusivo para lectores de Jugando a traducir. 😉

Cupon-JaT-Blanco-01

¡Deja un comentario si te ha gustado la entrada!

12 comentarios
  1. sergionunezcab
    sergionunezcab Dice:

    Me ha encantado, Rafa. Creo que los que crecimos en los ochenta somos unos privilegiados, entre otras cosas, por la inmensa cantidad de series que enriquecieron nuestra infancia, no solo en lo que a valores respecta, sino en lo que atañe a la riqueza léxica. ¿Y qué decir de los doblajes latinos que contribuyeron a ello? Por ejemplo, estoy seguro de que ahora me sería imposible (o muy difícil) ver «He-man y los Amos del Universo» en castellano, de igual modo que me hace más gracia el doblaje hispanoamericano de los Looney Toons. De todos modos (y sin entrar en polémicas, dado que ya he dado a entender que ambos doblajes tienen su encanto), reconozco que ahora me resultaría extraño ver una serie nueva doblada en Hispanoamérica; la pérdida de costumbre, imagino.

    Por cierto, creo que «Los caballeros del zodiaco» se merece una mención especial. Creo que ahora mismo no existe una serie de dibujos con un vocabulario tan rico como esa. Sin darnos cuenta, esas voces nos enseñaban nuevas palabras y giros cada tarde. Todavía hoy me resulta grato atender a la sintaxis y al léxico que se empleaba. Y algunas de esas voces las echo mucho de menos, como la de Siryu, Aioria o la del narrador.

    No te doy más la tabarra :).

    Muchas gracias por la entrada,

    Sergio

    Responder
    • Rafael López
      Rafael López Dice:

      ¡Gracias, Sergio!

      La verdad es que las series que vimos la mayoría eran extranjeras y creo que, en cierto modo, eso también nos hizo quedarnos con otros valores que no se transmitían de la misma manera en otras series más antiguas y más “paternalistas”, por decirlo de alguna manera.

      A mí también me resultaría muy extraño ver los doblajes latinoamericanos, de hecho creo que ya me ha pasado alguna vez y siempre acababa viendo otra cosa porque me chirriaban demasiado. Gracias por la aportación de “Los Caballeros del Zodiaco”, he de reconocer que yo apenas los llegué a ver, pero seguro que también tenían su público. Quién sabe, a lo mejor también los tradujo alguno de los mencionados en la entrada :-).

      Bueno, ya veo que eres uno de los fieles, no fallas. Muchas gracias por estar siempre por ahí. ¡Ojalá que podamos conocernos pronto!

      Un saludo.

      Responder
    • Rafael López
      Rafael López Dice:

      ¡Ja, ja, ja! Creo que eso también ha pasado en otros rincones de España. Yo pensaba que los Dorayakis eran algo parecido a las Maritoñis, que aquí en Granada son un dulce típico que tiene una forma muy parecida.

      Uf, nada más que con mencionarlas se me ha abierto el apetito :-). ¡Gracias por el comentario!

      Responder
  2. Fernando Rodríguez Álvarez
    Fernando Rodríguez Álvarez Dice:

    ¡Ay, Rafael! ¡Con lo nostálgico que soy yo y vas y haces esta entrada…! Pues sí, yo también crecí con cada una de las series que nombras y muchas ellas marcaron mi infancia. No podría estar más agradecido con los traductores y directores de doblaje que hicieron estas series, de verdad, sobre todo con “La pajarería de Transilvania” y “Reena y Gaudi” (Slayers). Profesionales como la copa de un pino, solo puedo decir eso. Y dicho esto, voy a verme el op. de Pokémon, por los viejos tiempos. 😉

    Responder
    • Rafael López
      Rafael López Dice:

      ¡Hola, Fernando!

      Si es que los nostálgicos somos de corazón fácil. Estuve a punto de buscar también sobre “La pajarería de Transilvania”, pero no era una serie que viera demasiado y al final no la incluí en la lista, pero gracias por mencionarla, si alguien se anima tal vez podamos saber quién la tradujo. Me hubiera gustado encontrar también a los traductores de Punky Brewster y Dawson Crece, pues fueron series que vi muchísimo, pero me ha resultado misión imposible.

      Muchas gracias por tus palabras, Fer. ¡Un saludo!

      Responder
  3. Flor Aguilar
    Flor Aguilar Dice:

    Ay. ¡Me encantó, Rafa! Debería de hacer esa investigación para ver quiénes hicieron el doblaje para LatAm o Argentina.
    Me sentí una niña otra vez (aunque a algunos ni los registro).
    Cariños.

    Responder
    • Rafael López
      Rafael López Dice:

      ¡Hola, Flor!

      La verdad es que sería muy interesante comparar los doblajes que se hicieron en España con los que se hicieron en LatAm o Argentina. Creo recordar que Chicho Terremoto por allí se llamó Chico Terremoto y que, mientras aquí se llamaba Chicho López Terremoto (sí, yo también peté de la risa cuando lo vi, un gran acierto de Xosé Castro) allí se llamaba Giggi, como en la versión italiana.

      Todo este tipo de detalles son muy curiosos, sobre todo si están motivados por razones traductológicas.

      Yo también me sentí como un niño escribiendo la entrada, de hecho me tragué todas las intros del final una tras otra. Una pasada 🙂

      Responder
    • Rafael López
      Rafael López Dice:

      ¡Hola!

      ¡Muchas gracias por tus palabras! Lo cierto es que he tenido que documentarme, pero tampoco ha sido tan complicado, solo ha sido cuestión de paciencia y de echarle un par de ratillos sueltos. Por suerte, hay algunas páginas de doblaje que facilitan un poco la tarea (sobre todo http://www.eldoblaje.com).

      ¡Un saludo!

      Responder

Trackbacks y pingbacks

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

¡Deja tu comentario y comparte tu opinión! Recuerda ser constructivo en la medida de lo posible. :P

Loading Facebook Comments ...