La localización se ha vuelto un elemento clave dentro de la comunidad de traductores, pero muchas veces el término y la complejidad detrás de éste nos elude. Esto se debe tal vez a su condición de término reciente, derivado del equivalente en inglés: localization. La localización se ha ido consolidando a lo largo de los últimos veinte años y no antes, ya que no había tomado fuerza todavía una conciencia más bien global entre los desarrolladores de software y demás empresas. El término es tan reciente que diccionarios de prestigio como el Diccionario de la Real Academia Española aún no han incorporado una acepción que defina el sentido que tiene el término en el mundo de la traducción. En la actualidad ya existen muchas empresas de traducción y localización como Day Translations que están familiarizadas con los procesos y la importancia de esta actividad en el mundo actual.

Definiendo “localización”

Sin embargo, es muy importante que todo traductor sepa de qué se está hablando cuando escucha “localización”, ya que ésta es hoy una de las áreas con mayor salida laboral en el mercado. Una definición oficial provista por la Localization Industry Standards Association define a la localización como un proceso de adaptación y fabricación de un producto para que parezca fabricado en un país en particular. Esta definición niega el hecho de que la localización sea un proceso lingüístico más y, en su lugar, la enmarca dentro del contexto de negocios mundial que permite a las empresas vender sus productos en diferentes lugares del mundo.

Complicaciones en la localización

Y no solo está ausente la definición del término “localización” en los diccionarios más importantes. La mayoría de las aplicaciones y programas que se crean día a día contienen numerosos términos que no han llegado a los diccionarios todavía. Este hecho hace de los procesos de localización algo aún más complicado, ya que los equipos encargados del proceso deben debatirse entre seguir las tendencias y crear anglicismos o mantener más bien la pureza lingüística. También es importante saber que la localización hace uso de las tecnologías más modernas para enfrentarse a otras complicaciones además de las terminológicas, como ser la falta de fuentes de referencia (consecuencia de la conciencia reciente sobre el proceso de localización).

Traducción vs localización

También es importante distinguir entre traducción y localización ya que, aunque en la mayoría de los proyectos de localización la etapa de traducción es clave, los términos no son intercambiables. En primer lugar, la localización no es un tipo de traducción especializada, ya que involucra etapas muy distintas al de la traducción en sí, como ser la ingeniería de un producto, las pruebas, la maquetación y el control de calidad. En segundo lugar, la traducción en general se lleva a cabo sobre un producto terminado, mientras que la localización se lleva a cabo de manera paralela junto con el desarrollo del producto en sí.

Finalmente, para aquellos traductores que decidan embarcarse en el mundo de la localización, es importante tener en cuenta que no permanecerán aislados dentro de su trabajo. En su lugar, los traductores deberán formar parte de un equipo de especialistas que involucra a ingenieros o diseñadores gráficos, y deberán trabajar con ellos codo a codo. En más de una ocasión puede que los traductores se vean forzados a desempeñar actividades que no son típicas de su profesión. Y es que en el mundo de hoy, a los traductores se les exige cada vez más.

Autor:

Day Translations es una empresa de traducción e interpretación que ofrece sus servicios a todo el mundo y en todos los idiomas.

Opt In Image

¡APÚNTATE AL CURSO DE SUBTITULACIÓN PROFESIONAL DE TRADUVERSIA!

En este curso aprenderás...

  • Teoría y práctica de la traducción audiovisual
  • Pautas y convenciones que suelen seguir los traductores profesionales para subtitular
  • Cómo crear, editar y traducir subtítulos en Aegisub como un profesional con ejercicios reales de películas y series
  • Funciones avanzadas y trucos para mejorar tu productividad
  • El flujo de trabajo más adecuado para llevar un proyecto de subtitulación a buen puerto de principio a fin