Análisis del editor de subtítulos Subtitle Workshop

Tras publicar las dos entradas anteriores de esta nueva serie de entradas sobre subtitulación, en las que os conté primero qué debemos tener en cuenta a la hora de elegir un editor de subtítulos y después cómo es VisualSubSync, hoy llega el momento de analizar otro editor más: Subtitle Workshop.

Subtitle Workshop es uno de los editores de subtítulos gratuitos más conocidos y utilizados por los traductores audiovisuales. Es una de las herramientas que suelen impartirse en universidades y cursos de formación, lo que hace que casi todos los traductores audiovisuales estén familiarizados con este editor o al menos les suene. Aunque recientemente Uruworks lanzó una nueva versión de este editor de subtítulos, esta es aún una beta, así que el análisis se hará sobre la última versión estable del programa (la versión 6.0). Veamos pues, cuáles son las ventajas y los inconvenientes principales de este editor de subtítulos tan conocido.

Interfaz de Subtitle Workshop 6.0

Ventajas

Es una herramienta bastante completa que permite a los usuarios llevar a cabo tareas muy avanzadas a coste cero. Destacaría sobre todo su panel de preferencias (Settings), que nos permite personalizar y automatizar funciones como las duraciones mínimas de cada subtítulo, el espaciado entre subtítulos o el límite de caracteres por línea, detalles que los subtituladores profesionales solemos cuidar al máximo.

Además, es una herramienta muy apta para traducir plantillas de subtítulos o para hacer revisiones, gracias al modo traductor que incorpora (Edit/Translation/Translator Mode) y a su completísimo panel de revisión (Tools/Information and errors). También podemos configurar otras opciones muy importantes como la codificación de caracteres o la personalización de los atajos de teclado.

Por último, uno de los principales atractivos de la herramienta es el elevado número de formatos que soporta (hasta 65 formatos diferentes), lo que permite crear archivos de subtítulos para numerosos fines (DVD, Blu-Ray, cine, televisión, YouTube, editores de vídeo profesionales como Final Cut o Premiere, herramientas comerciales de subtitulación como FAB, etc.).

Inconvenientes

El principal defecto de esta herramienta es que no nos permite trabajar sobre la onda de sonido, una función que sí incorporan otros editores de subtítulos gratuitos como Aegisub, VisualSubSync o Subtitle Edit y que muchos traductores echamos de menos a la hora de hacer el spotting. Este detalle hace que Subtitle Workshop no sea la herramienta más idónea para sincronizar nuestros subtítulos.

Por otro lado, aunque podemos exportar a un elevado número de formatos, no nos permite exportar a formatos profesionales de captioning como el CAP (Cheetah) o el EBU (Teletexto). No es algo que podamos reprocharle en realidad, porque el resto de editores gratuitos tampoco permiten exportar a este tipo de formatos de una forma fiable al 100 %.

Por último, aunque esto es una valoración personal, la interfaz del programa está un tanto anticuada y, aunque se nota que desde Uruworks están haciendo esfuerzos para mejorarla en su versión beta, parece que aún falta bastante tiempo para que lancen una versión 100 % estable que nos permita disfrutar de una experiencia de usuario que se acerque a lo que exigimos los usuarios actualmente.

Valoración final

Aunque no me considero un gran fan de este editor de subtítulos, lo cierto es que es una herramienta muy completa que llega a competir en algunas funciones con herramientas comerciales cuyo precio alcanza en algunos casos cantidades con cuatro cifras.

Personalmente, suelo utilizarlo en ocasiones para traducir o revisar plantillas de subtítulos o para consultar detalles en el cuadro de diálogo de Various information, en el que podemos consultar el número total de caracteres de los subtítulos, el recuento de palabras, o el número total de subtítulos, información realmente útil a la hora de elaborar presupuestos o facturar. También lo utilizo ocasionalmente para importar plantillas en SRT y convertirlas a otros formatos compatibles con procesadores de textos (TXT o RTF), con editores de vídeo como Final Cut (XML) o con editores de autorías de DVD como Adobe Encore (Encore txt) o Sonic Scenarist.

Dicho esto, si añadieran la onda de sonido, mejoraran la interfaz y permitieran exportar a formatos comerciales de closed captions, sin duda estaríamos hablando de un editor casi perfecto en cuanto a funcionalidades. Todo esto ya lo están trabajando en la última beta que ha lanzado el equipo de Uruworks, pero aún no es todo lo fiable que debería ser y parece que aún pasará un tiempo antes de que logren una versión 100 % fiable. No obstante, habrá que estar atentos a sus nuevas versiones porque seguro que darán mucho que hablar.

Por todos estos motivos, he decidido dejaros aquí el enlace de la versión 6, que es la última versión estable disponible (para entendernos, la versión antigua de toda la vida).

Puntuación: 85/100

Descargar Subtitle Workshop

¿Quieres saber más?

En Traduversia imparto un curso gratuito sobre herramientas para la localización y la traducción audiovisual y una de las lecciones está dedicada en exclusiva a este programa. Te invito a que le eches un vistazo.

También imparto dos cursos sobre subtitulación profesional (Conviértete en subtitulador profesional y Subtitulación profesional con Aegisub) dirigidos a traductores y profesionales de las lenguas, que son ideales para especializarse en subtitulación y convertirse en todo un pro de esta rama de la traducción audiovisual. Desde aquí te animo a que les eches un vistazo porque estoy seguro de que podrían interesarte mucho. De hecho, Subtitle Workshop forma parte del programa del primer curso junto con EZTitles. 🙂

En la siguiente entrada haré un análisis del editor de subtítulos gratuito Subtitle Edit, así que no dejes de estar atento al blog.

¡Hasta la próxima!

Rafael López Sánchez

Rafael López Sánchez

Traductor profesional (EN/IT>ES) especializado en traducción audiovisual, localización, diseño y maquetación. He traducido series, películas y documentales emitidos en cine, televisión y canales de Internet. Imparto cursos online sobre mis especialidades en Traduversia y participo como ponente en congresos y eventos de traducción.
Rafael López Sánchez
Opt In Image

¡APÚNTATE A MIS CURSOS DE SUBTITULACIÓN PROFESIONAL EN TRADUVERSIA!

Apúntate a mis cursos de subtitulación profesional (Conviértete en subtitulador profesional y Subtitulación profesional con Aegisub) a un precio especial en Traduversia. Gracias a estos cursos podrás aprender, entre otras cosas:

  • Teoría y práctica de la traducción audiovisual
  • Pautas y convenciones que suelen seguir los traductores profesionales para subtitular
  • Cómo crear, editar y traducir subtítulos como un profesional con ejercicios reales de películas y series
  • Funciones avanzadas y trucos para mejorar tu productividad
  • El flujo de trabajo más adecuado para llevar un proyecto de subtitulación a buen puerto de principio a fin

¡Deja un comentario si te ha gustado la entrada!

3 comentarios
  1. g
    g Dice:

    Por cierto, la versión portátil del Subtitle Workshop si tiene onda de sonido. No es tan estable pero es bastante apañado:

    “Subtitle Workshop XE y SubtitleWorkshop, se desarrollan ahora mismo en paralelo y difieren tanto en sus funciones como en apariencia. Yo de momento prefiero la portátil porque hasta ahora la versión instalable no permite ver la onda de sonido, que para subtitular es gloria bendita.”

    Responder
  2. Julia C
    Julia C Dice:

    Muy interesante el análisis. Al respecto de esta entrada quisiera exponer una duda que me atormenta desde hace algunos años.
    Conozco tres editores de subtítulos: Aegisub, Subtitle Workshop y WinCaps. Por casualidades de la vida, el primero lo empecé a usar antes de dar TAV en tercero de carrera, y me gustaba muchísimo porque, como dices, permite “ver” el sonido (me encanta decirlo así). En esta asignatura teníamos que trabajar con Subtitle Workshop y en un curso que hice luego en la University College de London nos enseñaron WinCaps, y estos dos programas me resultaban tan complicados que en ambos casos hacía los subtítulos en Aegisub y luego los pasaba al otro programa. Mi duda es la siguiente: ¿cómo se subtitula sin ver el sonido? En la asignatura y en el curso nos explicaron que había que ir escuchando y, cuando nos pareciera oportuno, parar la reproducción, lo que definía el tiempo de fin del subtítulo. ¿Y si hay que ajustar este tiempo de cierre ‘un poquitín’ más adelante o atrás? ¿A oído? Me parece un atraso tener que ir ajustando los tiempos a ciegas, con lo fácil que es con la onda de sonido.

    Responder
    • Rafael López Sánchez
      Rafael López Sánchez Dice:

      Hola, Julia:

      Gracias por tu comentario. Subtitular con la onda de sonido es un método que podría considerarse moderno o reciente, ya que antes de que existiera esta función los subtituladores profesionales estaban acostumbrados a subtitular “de oído” o apoyándose en la imagen. De hecho, todavía hay muchos que siguen ese método e incluso lo recomiendan a sus alumnos. Básicamente, lo que hacen es apoyarse en la imagen y esperan a escuchar la intervención completa del personaje para marcar los tiempos de entrada y salida.

      Como digo en la entrada, disponer de un visor de onda de audio no es algo imprescindible, pero sí muy recomendable porque está demostrado que ayuda a mejorar la productividad. Sin el visor de onda de audio, debes estar atento a la imagen y al momento en el que personaje empieza a hablar y termina su intervención, mientras que con la onda de audio puedes intuirlo más fácilmente y ahorrar tiempo. Por eso yo prefiero Aegisub a Workshop, pero para gustos los colores. ?

      Un saludo.

      Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

¡Deja tu comentario y comparte tu opinión! Recuerda ser constructivo en la medida de lo posible. :P

Loading Facebook Comments ...